El 20% que más cobra en una entidad acapara el 36% del gasto de personal
El secretario general de Comfia-CC OO, José María Martínez.
El secretario general de Comfia-CC OO, José María Martínez.

CC OO reclama a los ejecutivos de banca que asuman parte del ajuste salarial

La AEB prevé que el sector financiero siga contrayendo su tamaño.

La reestructuración del sistema financiero español ha llevado al grueso de las entidades españolas a acometer procesos de ajuste de sus costes laborales que han combinado reducciones de plantilla con rebajas salariales para los trabajadores sujetos a convenio. Pese a que algunas firmas han congelado o ajustado los emolumentos de su cúpula, desde la federación de servicos de CC_OO, Comfia, reclaman a los altos ejecutivos financieros que acompañen a sus plantillas en la devaluación salarial que vienen imponiendo. Argumentan que el 20% del personal que más cobra en las entidades acapara el 36% de los costes de personal mientras que el 20% de los que menos ingresa tan solo recibe el 8%.

En un informe presentado este jueves, Comfia alude a la Iniciativa 1:12 de Suiza, que defiende que el ejecutivo mejor pagado de una empresa no pueda cobrar una remuneración superior a 12 veces la de su empleado más modesto. La propuesta fue rechazada mayoritariamente por los suizos en un reciente referendum y el secretario general de Comfia–CC OO, José María Martínez, asume que “puede no ser la cifra ideal”, pero considera que un debate semejante debería abrirse en España en general, y en la banca en particular, teniendo en cuenta que Suiza lo abordó porque los máximos directivos del país cobran 45 veces lo que algunos de sus empleados mientras que en el sector financiero español la proporción es de 76 veces.

En la banca cotizada, de hecho, la cifra es aún más desproporcionada, pues los máximos ejecutivos perciben de media 154 veces el salario que los empleados que menos cobran. La cifra, claro está, varía con fuerza entre las distintas entidades y el fenómeno es especialmente acusado en la gran banca. El mayor salto lo encabeza BBVA. Su presidente, Francisco González, percibe 379 veces el salario que el empleado de BBVA_que menos cobra y 114 veces el sueldo medio. En Banco Santander, la proporción es de 371 veces y en CaixaBank, de 141 veces, siempre según los datos aportados por Comfia.

El problema de fondo, destaca Martínez, es que “la reducción de empleo está incrementando la desigualdad” salarial y los empresarios están traicionando “el pacto de rentas” que firmaron con los sindicatos en 2012 por el que se comprometían a revertir más ganancias en las compañías para salvar el mayor número de empleos posible.

Contestación patronal

José Pablo Villasante, secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), contestaba horas más tarde que, a fin de cuentas, el financiero “es un sector regulado” que crea riqueza y empleo, por lo que no entiende por qué la remuneración de sus ejecutivos genera “más suspicacias” que las de “los deportistas de élite”, por ejemplo. Sobre la reciente decisión del Gobierno de ampliar ciertas limitaciones a los bonus de los directivos de banca aun cuando no se trate de entidades intervenidas –no podrán superar el salario fijo y deberán ligarse más a resultados–, la AEB dijo que “cumplirá escrupulosamente” mientras que desde Comfia asumen que es un paso necesario pero aún insuficiente.

La AEB asume nuevos recortes en el sector

El secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante asumió ayer que el sector financiero continuará contrayendo el número de trabajadores y el tamaño de la red de oficinas como parte del proceso de reestructuración, que afecta tanto a entidades asistidas como a las sanas. Villasante expuso que sigue siendo un momento complicado para el sector, en el que la mora –en máximos históricos cerca del 13%– mantendrá su tendencia al alza y en que la financiación no tiene visos de reactivarse de momento. “El crédito no fluye ahora porque la economía empieza a despertar levemente”, sostuvo, y será necesario un crecimiento en firme para notar un cambio, lo que no ocurrirá hasta 2015 o 2016, estimó. “No podemos relajarnos. La recuperación está en una etapa inicial, mientras persiste la necesidad de reducir el elevado endeudamiento del sector privado”, añadió. Esta tensión sostenida, matizó, es la que ha llevado a los bancos a provisionar otros 18.000 millones de euros hasta septiembre, pese a que el grueso del esfuerzo se concentró en 2012. Los socios de AEB, en todo caso, han elevado un 98,3% su beneficio atribuido en los tres primeros trimestres del año hasta 6.702 millones.

Normas
Entra en El País para participar