Entrevista a Gero Jung, economista jefe de Mirabaud
Gero Jung, economista jefe de Mirabaud
Gero Jung, economista jefe de Mirabaud

“La tasa negativa de depósito no movilizará el crédito”

Con una dilatada experiencia en banca, tras pasar por UBS, el Banco Mundial o el Banco Nacional de Suiza, el actual economista jefe de Mirabaud cree que 2014 se caracterizará por una expansión económica global acompasada. La combinación de crecimiento, aunque sea débil, con políticas ultraflexibles de los bancos centrales se convierte en el escenario perfecto para incrementar el riesgo en las carteras.

Pregunta. ¿Qué perspectivas de crecimiento barajan para la eurozona en 2014?

Respuesta. Desde Mirabaud mantenemos una visión positiva al respecto aunque pensamos que todavía existen problemas estructurales sin resolverse como por ejemplo la unión bancaria o las garantías presupuestarias comunes.No obstante y, la espera de que se alcance una solución, creemos que 2014 será un buen año. El PIB de la zona euro pasará de una caída del 0,5% en 2013 a un crecimiento del 1%.

p. ¿Y para España?

r. No manejamos cifras concretas para España, pero según los últimos PMIy los datos que proceden del mercado exterior, todo apunta a que se comportará en sintonía con la periferia.Las reformas efectuadas por España en los últimos meses le han permitido ganar competitividad, reducir los costes y todo ello se ha visto reflejado en su balanza comercial.

p. ¿Cómo valora los acuerdos alcanzados sobre la puesta en marcha de la unión bancaria europea?

r. Creemos que el plazo previsto para la supervisión única en la zona euro sigue siendo muy ambicioso. La evaluación de la liquidez, el apalancamiento y la financiación de los principales bancos de la Eurozona en un intervalo de tiempo de apenas un año es una tarea muy exigente, y es importante que esos exámenes se hagan de manera exhaustiva. Además todavía ni se han concretado detalles de cómo hacer frente a un banco insolvente en la zona euro.

p. En los últimos meses los rumores sobre una posible deflación han ido ganando fuerza ¿creen Europa tendrá que hacer frente a ella?

r. En la actualidad Europa no se encuentra en una zona de deflación pues su IPC ronda 1% aunque sí es cierto que existe una tendencia a la caída de los precios que provocará que estos alcancen niveles muy bajos, pero eso no implica un escenario deflacionista. En Mirabaud estimamos que la inflación de los países desarrollados alcanzará el 1,5%, por debajo de las expectativas de los bancos centrales.

p. La retirada de los estímulos por parte de la Reserva Federal es el acontecimiento que centra la atención de los mercados ¿Cuándo esperan que dé comienzo el tapering?

r. Todo dependerá en última instancia de los datos macroeconómicos y especialmente del mercado laboral. Si tenemos cifras de creación de empleo superiores a 200.000 durante tres meses consecutivos sería posible ver un tapering a final de marzo, aunque puede retrasarse y los tipos empezarán a subir en 2016.

p. ¿De qué factores depende?

r. Fundamentalmente del mercado laboral. Las cifras de los últimos meses evidencian una mejora, pero esta es inferior a la que el mercado está dando por descontado.A ello hay que sumar la caída en un 3% de la tasa de población activa, es decir, alrededor de seis millones de personas, algunas de las cuales han dejado de buscar trabajado porque están desmotivadas. En el momento en que vuelven a la búsqueda activa de empleo el paro subirá.Es posible que en los próximos meses la Fed sitúe su objetivo de desempleo en el 6%.

p. ¿Qué niveles manejan para el bono a diez años americano?

r. En el corto plazo la rentabilidad se situará en el entorno del 2,7% mientras que para el medio plazo estimamos que pueda alcanzar hasta el 3%.

p. Mientras la Fed habla de retirar los estímulos, elBCE asegura que seguirá haciendo todo lo que sea necesario ¿Qué medidas esperan que se anuncien en las próximas reuniones? ¿Situará la tasa de depósitos en negativo?

r. Lo más inmediato es una nueva rebaja de los tipos hasta situar el precio del dinero en el 0%. No creemos que vayan a situar en negativo las tasas de depósitos ya que sus efectos son muy ambiguos. Por ejemplo, Dinamarca y Suecia lo hicieron durante los años 90 y no sirvió para nada. El dinero acumulado en las arcas del BCE no se destinaría al crédito.

p. ¿Y una nueva inyección de liquidez pero con condiciones?

r. Soy más partidario de acciones directas allí donde hay problemas y no creo que una nueva LTRO sea la solución.En cambio prefiero las compras directas, no por parte del BCE ya que legalmente no se puede, sino a través de Banco de Europeo de Inversiones que podría ser avalado por el BCE.

p. La estrategia de Mirabaud habla de asumir riesgos para obtener mayores rentabilidades ¿Por qué activos se decantan?

r. Sobreponderamos la Bolsa de EE UU, Europa y Reino Unido mientras que mantenemos una posición neutral respecto a la renta fija en Europa e infraponderamos la deuda estadounidense y de países emergentes.Dentro de la deuda nos decantamos por high yield en Europa y EEUU.

p. Algunas casas de análisis resaltan el esfuerzo de Japón que ha dejado atrás el fantasma de la deflación.

r. Somos prudentes. La inflación sigue muy lejos del objetivo del 2% y no existen presiones inflacionistas a la vista. A ello hay que sumar el problema demográfico (pierde un 1% de su población cada año).El país debe realizar reformas estructurales para atraer la extranjera, que continúa muy baja, y facilitar el proceso de creación de empresas.

“A nadie le interesa una moneda fuerte”

La fortaleza del euro respecto al dólar se ha reforzado en la última semana después de que Mario Draghi decidiera posponer las medidas para futuras reuniones. Según señala Gero Jung son cuatro los factores que intervienen en el tipo de cambio: el crecimiento relativo, algo que resulta favorable para el dólar; la tasa de interés, que repercute negativamente en el euro; el riesgo sistémico (a día de hoy es neutro para ambas divisas) y las acciones de los bancos centrales. “Al proceder con medidas acomodaticias, los bancos centrales de las economías avanzadas plantean masivamente la oferta de dinero de sus respectivas economías. Por lo tanto, al aumentar significativamente la oferta de dinero, es una consecuencia lógica que el precio - es decir, el tipo de cambio - se vea afectado. En este mundo, con una oferta de dinero muy amplia, a nadie le interesa tener una moneda excesivamente fuerte” señala el experto.

Respecto a las materias primas, Jung se muestra negativo, especialmente con el oro. Los costes de oportunidad de tener oro han aumentado y en un entorno de calma, existen activos que reportan mayores retornos.

Normas
Entra en El País para participar