Las primeras cifras se publicarán en junio próximo con datos ya de 2014
El INE ultima la estadística más ambiciosa sobre desahucios

El INE ultima la estadística más ambiciosa sobre desahucios

El Instituto Nacional de Estadística (INE) trabaja ya a pleno rendimiento para tener lista a mediados del año que viene la primera estadística oficial de desahucios en España. La iniciativa responde a la petición realizada meses atrás por el Ejecutivo para tener datos lo más fehacientes posibles sobre cuántas ejecuciones hipotecarias se llevan a cabo cada año y, lo más importante, cuántas de esas adjudicaciones al banco terminan efectivamente en el lanzamiento o desalojo de la vivienda. Además, está previsto conocer si los procesos se refieren a la residencia habitual o a las segundas viviendas.

Hasta ahora, la estadística más utilizada a la hora de poner números al drama de los desahucios es la que elabora el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El problema es que a pesar de su fiabilidad, contiene mucha información bruta. Primeramente porque se refiere a la información que llega a los juzgados y hay casos que se resuelven antes de recurrir a los tribunales. Y segundo porque no desagrega qué datos corresponden a desahucios por impagos en los que el titular es un promotor o empresa y qué cifras equivalen a procesos abiertos contra personas físicas o familias. Tampoco distingue por tipología de los inmuebles, ya que no tiene la misma trascendencia que el desahuciado lo sea por su vivienda habitual, que se le ejecute la hipoteca que tiene por la adquisición de su casa en la playa.

Así, el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial elaboró recientemente el informe Aproximación a la conciliación de los datos sobre ejecuciones hipotecarias y desahucios. Este estudio puso de manifiesto que hasta hace poco tiempo las fuentes de información al respecto eran “muy pobres” y advirtió de que las cifras ofrecidas eran una aproximación de las diferentes fuentes al respecto.

Los primeros datos de la estadística de ejecuciones hipotecarias del INE tendrán periodicidad trimestral y se publicarán a finales de junio de 2014, con datos relativos ya a los primeros tres meses del próximo año. Habrá información desglosada por tipo de inmueble (si es la residencia principal y no principal) y además discernirá entre vivienda libre y protegida (VPO), según confirmaron a CincoDías fuentes conocedoras del proyecto. Una vez comience a publicarse esta nueva estadística, convivirá con las otras dos que ya han publicado sus cifras durante la presente crisis además de la del Poder Judicial. Así, en España, según el CGPJ, el número total de lanzamientos alcanzó en 2012 una cifra total de 101.034. De ellos, 43.853 correspondieron al impago de hipotecas y otros 54.718 fueron lanzamientos aplicados sobre alquileres. La que realiza el Colegio de Registradores de la Propiedad recoge el número de ejecuciones de hipoteca relativas a vivienda en 2012 y el volumen de daciones en pago (entrega de la vivienda al banco para saldar la deuda pendiente). Y, por último, el Banco de España ha empezado a elaborar una estadística de procesos de ejecución hipotecaria de viviendas, basada en una encuesta dirigida a las entidades bancarias que representan el 85% del crédito hipotecario vivo concedido a hogares.

Tal y como recuerda el CGPJ, no todos los procesos de ejecución hipotecaria terminan con el lanzamiento o desalojo de los propietarios, pues puede haber muchos acontecimientos que demoren ese desahucio de manera muy importante, especialmente en el caso en que los propietarios pertenezcan a determinados colectivos desfavorecidos. De ahí la importancia de conocer qué mide cada estadística antes de concluir que una es mejor que otra.

También pueden presentarse importantes desfases entre el momento en el que se adjudica la titularidad de la vivienda al banco y la inscripción de la misma en el Registro. Según el Colegio de Registradores, en 2012 se iniciaron 65.778 ejecuciones de hipotecas sobre viviendas constituidas por personas físicas, siendo el 74,8% sobre vivienda habitual. Y, mientras, el Banco de España estima que en 2012 se entregaron a la banca 39.167 viviendas, de ellas 32.490 habituales (el 82,9%). Por todo ello, el INE tratará de arrojar la máxima luz posible a un tema demasiado sensible.

Refinanciación o ‘nube’ de la mora hipotecaria

El presidente de la Asociación de Afectados por Embargos y Subastas (AFES), Carlos Baños, recordó ayer que “las refinanciaciones han sido una nube que ha impedido ver el estado real de la mora hipotecaria”.

Baños explicó que esta realidad viene siendo denunciada por la asociación que preside desde 2011 y por fin es admitida por el Banco de España en su último informe de estabilidad financiera.

El creciente incremento de los activos dudosos viene reflejado en los trabajos de revisión de la clasificación contable de las carteras refinanciadas o reestructuradas que el organismo que dirige Luis María Linde solicitó a las entidades para antes del 30 de septiembre, con el fin de garantizar la homogeneidad de los criterios a aplicar sobre las refinanciaciones. Con esta revisión se ha podido comprobar cómo las entidades se han visto obligadas a reclasificar préstamos reestructurados en situación normal o subestándar a la categoría de dudoso, aumentando esta última un 29%. Dentro de las tres categorías de créditos, el de activos normales cae un 35%, pasando de 73.557 millones a 48.193 millones, los subestándar se incrementan un 10%, de 37.218 millones a 40.888 millones y los dudosos avanzan un 29%, de 71.660 millones a 92.224 millones. Así, se produce una relevante reclasificación desde la categoría normal a dudoso. “Es hora de trabajar juntos en la misma dirección. La dación en pago es la solución más limpia, pero produciría un efecto llamada que provocaría un aumento de las hipotecas impagadas, por ello, desde AFES pensamos que la quita es el mejor remedio y la banca debe interiorizarla como herramienta de trabajo, igual que hizo con los promotores”, añade Baños.

Normas