Polémica en el Congreso por el fraude del paro
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

"¡Que se escapa, que se escapa!"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, respondió hoy al PSOE con un reproche a la pregunta en sede parlamentaria sobre los cálculos de que medio millón de parados cometen fraude laboral en la actualidad. En concreto, la número dos del Gobierno recordó que en 2011, cuando era ministro de Trabajo el socialista Valeriano Gómez, este Departamento cifró en el 25 % el porcentaje de parados que defraudó al cobrar el paro. Se trataría por tanto de un porcentaje superior al apuntado por Sáenz de Santamaría el pasado viernes, que representaría alrededor de un 18% de la cifra actual de desempleados.

Sin embargo, la hemeroteca desmiente este reproche de Sáenz de Santamaría. Las declaraciones del entonces mininistro Valeriano Gómez se realizaron el 19 de julio de 2011, cuando en un curso de verano de El Escorial, dijo que de los 235.000 perceptores de desempleo que se habían investigado en el último año “sólo” a una cuarta parte de ellos se les había retirado la prestación por cobrarle fraudulentamente. Así, el ahora diputado socialista, se refirió entonces a una cuarta parte de los investigados y del total de los perceptores, como le ha acusado Sáenz de Santamaría.

Las palabras de la vicepresidenta han provocado el enfado en los escaños socialistas y el propio Valeriano Gómez ha pedido la palabra “por alusiones”.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, no le ha concedido el turno y ha dicho que se lo daría al final de la sesión. Mientras, la vicepresidenta abandonaba el Pleno ante los gritos de los socialistas que decían: ¡Que se escapa!, ¡Que se escapa!”.

En posteriores intervenciones, las diputadas Elena Valenciano e Inmaculada Rodríguez Piñero tildaron de “falsa” la acusación de la vicepresidenta.

 

Normas