Breakingviews

Precio justo para Royal Mail

Parece casi seguro que las acciones de Royal Mail se venderán en el rango superior del abanico de precios de 260 peniques a 330 fijado en el prelanzamiento. La demanda de acciones es tal –el gobierno del Reino Unido dice que las peticiones son siete veces el elemento de distribución– que puede que el precio se dispare inmediatamente. IG Index sugiere que el valor cerrará su primer día de cotización con una capitalización de mercado de más de 4.000 millones de libras, o una subida del 20%. Parece un mal negocio para el vendedor –que, en última instancia, está actuando en representación de los contribuyentes británicos–.

¿Podría el gobierno haber aumentado el precio? Tal vez, pero no está claro cómo de firme es realmente la demanda de acciones. Después de todo, la mayoría coincide en que Royal Mail será un valor de bajo crecimiento y dependiente del dividendo.

Las peculiaridades de Royal Mail, sin embargo, obligaban a vender más de la mitad del patrimonio. La privatización fue justificada, al menos en parte, suponiendo que el servicio podría acceder al capital y administrarse mejor, en el sector privado.

También era razonable recompensar a los 150.000 empleados con asignaciones gratuitas de acciones. Además, todavía quedarán alrededor de un 30% de estas por vender para un segundo tramo, por lo que el gobierno no perderá del todo si las participaciones reciben una prima.

Sin embargo, no es seguro que haya una prima sostenida. Los inversores institucionales y minoristas, que han detectado la oportunidad de hacer dinero rápido, podrían haber solicitado más acciones de las que realmente querían. También hay una gran disparidad entre el precio que los inversores entusiastas están dispuestos a pagar y las evaluaciones más sobrias del valor fundamental de Royal Mail. Con el tiempo, 330 peniques puede incluso parecer un precio alto.

Normas