El Tesoro colocará 244.000 millones en deuda
GRA031. MADRID, 30092013.- El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, junto a la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, tras entregar hoy al presidente del Congreso, Jesús Posada, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014, calificados por el Gobierno como los de la "recuperación" económica. EFEJ. J. Guillén
GRA031. MADRID, 30/09/2013.- El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, junto a la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, tras entregar hoy al presidente del Congreso, Jesús Posada, el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014, calificados por el Gobierno como los de la "recuperación" económica. EFE/J. J. Guillén

La deuda pública crecerá hasta igualarse con el PIB

Pese a todos los esfuerzos de contención, la deuda pública española crecerá hasta alcanzar el 99,8% del Producto Interior Bruto (PIB), que se situará en 1,047 billones de euros a precios corrientes si finalmente crece un 0,7%, como prevé el Gobierno.

En la anterior previsión, formulada el pasado abril, el Gobierno barajaba para el próximo ejercicio una ratio del 96,2%. Es decir, por un lado ha mejorado la previsión de crecimiento de la economía desde el 0,5% y por otro ha elevado el importe en circulación de la deuda pública.

Los Presupuestos descuentan un crecimiento sustancial de la renta fija pública en circulación debido a dos factores principalmente. Primero, por los intereses de la deuda. Ysegundo, porque hay que financiar el déficit público, que el próximo año debe rebajarse hasta el 5,8% desde el 6,5% esperado para el presente ejercicio.


Así, la deuda estatal, que no incluye ni la autonómica ni la municipal, quedará en 826.500 millones de euros, cuando a cierre de agosto eran 741.828 millones.

El Ejecutivo que preside Mariano Rajoy prevé que la ratio de la deuda de las administraciones públicas sobre el PIB acabe 2013 en el 94,2%; hace cinco meses, calculaba que sería del 91,4%. 
La buena noticia es que el Gobierno prevé que los intereses de la deuda se sitúen en 36.590 millones en 2014, por debajo de los 38.590 calculados para el presente ejercicio.

En los Presupuestos de 2013, el Gobierno preveía que la rentabilidad de la deuda a 10 años se situara en el 5%. En los actuales, estima un 4,3%, exactamente su rentabilidad a cierre del 30 de septiembre. Eso sí, la caída de la rentabilidad ya tendrá impacto positivo en el coste de 2013; serán unos 5.000 millones de euros menos, de forma que habrá un ahorro entre la ejecución real y el presupuesto.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha abierto la puerta a rebajar la factura de los intereses para 2014 si el rendimiento de la deuda continúa reduciéndose. La previsión del 4,3% para la deuda a una década deja un margen de mejora adicional, puesto que el propio Tesoro prevé que España mejore la perspectiva de su rating antes de final de año, lo que reduciría el coste de las nuevas emisiones de deuda pública.

Emisión por casi 244.000 millones

La financiación del déficit y los vencimientos de deuda, principalmente, obligarán al Tesoro a emitir alrededor de 243.888 millones de euros en deuda el próximo año. Para 2013, presupuestó una horquilla de emisiones brutas de entre 215.000 y 230.000 millones de euros.

El Tesoro, dirigido por Íñigo Fernández de Mesa, ha sacado partido de los mejores momentos del mercado y se ha financiado a precios atractivos. Incluyendo letras, el coste de emisión del presente año se sitúa en el 2,61% cuando a cierre de 2012 era del 3%.

Cerca del objetivo de déficit del 6,5%

El déficit del conjunto de las administraciones públicas, 36.702 millones de euros, cayó el 10,4% en el segundo trimestre del año respecto al mismo periodo de 2012, ha anunciado hoy el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, según Efe.

Durante la presentación en el Congreso de los presupuestos generales del Estado de 2014, Montoro ha señalado que esta senda de reducción del déficit hace posible pensar que se puede alcanzar el objetivo de cerrar el año en el 6,5%.

El ministro ha indicado que el déficit en el segundo trimestre, sin ayuda financiera, es equivalente al 3,58% del PIB, lo que supone un descenso de 0,40 puntos respecto al mismo periodo de 2012. En su opinión, el escenario económico actual hace que cada vez se vea con mayor confianza el futuro de España.

En la misma línea, la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, ha afirmado que los datos del segundo trimestre son una garantía de que el objetivo de déficit del 6,5% del PIB para este año se va a cumplir.

Fernández Currás ha destacado que espera que las administraciones locales terminen el año con superávit, como ya hicieron en 2012, y ha añadido que las comunidades autónomas apenas han consumido la mitad de su objetivo.

Al tiempo, ha subrayado la mejor evolución este año del Estado y de la Seguridad Social, que además tiene un margen de siete décimas más que el objetivo del año pasado.

Además, ha incidido en que de aquí a final de año es el periodo de mayor potencial recaudatorio al quedar dos abonos de pagos fraccionados impositivos y liquidaciones “potentes” de IVA.

Según datos facilitados por Hacienda, las operaciones no financieras en el segundo trimestre por parte de la Administración Central, sin tener en cuenta las ayudas financieras, registraron un déficit de 38.864 millones, lo que supone un descenso del 9,2 % respecto al déficit del mismo periodo de 2012.

Por su parte, las comunidades autónomas tuvieron en el primer semestre un déficit en términos de contabilidad nacional de 8.302 millones, el 0,81 % del PIB, lo que representa un aumento de 0,04 puntos.

Hacienda advierte de que hay que tener en cuenta que los anticipos pedidos al Estado han sido inferiores en 2.683 millones a los adelantos de 2012.

Si se elimina el efecto de los anticipos del sistema de financiación en los dos ejercicios, el déficit de las comunidades en el segundo trimestre sería de 10.916 millones, el 18,2% menos respecto a 2012.

Las corporaciones locales registraron en el segundo trimestre un superávit de 1.931 millones, frente al déficit de 312 millones que tuvieron en el mismo periodo del año anterior.

La Seguridad Social registró hasta junio un superávit en términos de contabilidad nacional de 8.553 millones, el 0,83 % del PIB, lo que supone una reducción del 14,8% respecto al saldo positivo del año anterior.

Hacienda subraya que en los primeros seis meses el ritmo de transferencias del Estado ha sido superior al de realización de los gastos que financian, como lo demuestra el hecho de que las transferencias a las administraciones de la Seguridad Social hayan subido el 8,2%.

Normas