Corrupción, condenas o ceses no pasan factura al riesgo soberano
El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas.
El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas.

El mercado no penaliza los escándalos políticos

Los inversores se centran más en los compromisos de ajuste y los estímulos del BCE

El convulso goteo de escándalos políticos que asola a los países de la periferia europea este verano no está, paradójicamente, teniendo su eco en los termómetros de riesgo que manejan los mercados. Lejos de ello, la deuda pública emitida por España o Italia disfruta de un momento dulce como no se recordaba desde hace más de dos años pese a la presunta trama de corrupción que rodea al partido en el poder en el primer caso, o las recientes condenas en contra del principal socio de Gobierno, en el segundo.

Caso Bárcenas

Así, la prima de riesgo española se sitúa en estos momentos en el entorno de los 260 puntos básicos, tras varias semanas de relajación, que reducen la desconfianza en la marca España en niveles mínimos desde 2011. En paralelo, sin embargo, la prensa nacional revela cada día nuevos detalles del llamado caso Bárcenas por el que el ex tesorero del PP, hoy en prisión, ha denunciado que el partido que gobierna funcionó durante años bajo un modelo de financiación ilegal y pago de sobresueldos en dinero negro del que se habría beneficiado hasta el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Sin embargo, como recordaba hace poco el ministro de Economía, Luis de Guindos, “la estabilidad política está garantizada” y “los mercados no la están poniendo en cuestión” gracias entre otras cosas a que la mayoría absoluta del PP parece blindar a la agrupación y la agenda reformista europea que ha adoptado.

Berlusconi

Otro caso destacable es el que afronta Italia donde las recientes condenas que pesan sobre Silvio Berlusconi, por fraude y prostitución de menores las más recientes, hacen cada vez más insostenible el ya inestable matrimonio político fraguado entre la centroizquierda italiana de Enrico Letta y el partido del ex primer ministro italiano. Un pacto entre enemigos, derivado de unas elecciones sin claro ganador, que tardó en fraguarse dos meses bajo el duro castigo de los mercados. Ahora, con todo, la prima italiana se ha rebajado al entorno de los 240 puntos, también en niveles de dos años atrás.

Crisis lusa

De forma similar, de hecho, la amenaza de ruptura en la coalición de Gobierno de Portugal elevó el perfil de riesgo luso a 594 puntos a comienzos de verano, contagiando incluso a España. Desde entonces, no obstante, el nuevo pacto sellado entre las fuerzas que componen el Ejecutivo ha actuado como bálsamo, impidiendo que nuevos escándalos salpiquen al país. Así, la dimisión a comienzos de agosto del secretario del Tesoro, un mes después de su nombramiento, por su relación con la venta de derivados al Gobierno anterior y las fricciones que ha causado, no han evitado que la prima caiga a 467 puntos.

Coyuntura a favor

Para el analista de IG, Daniel Pingarrón, existen varias explicaciones de por qué estos escándalos “no están cotizando” en los mercados. De un lado, explica, el inversor los considera “asuntos menores, teniendo en cuenta de dónde venimos”, en relación a la posibilidad del rescate o la incapacidad de formar Gobierno que ya han sufrido estos países en el pasado. Pero, “lo principal es el clima general del mercado” explica, defendiendo que el impacto sería muy distinto de no ser por el buen tono que están logrando los planes de estímulos desarrollados por los bancos centrales de EE_UU, que no termina de retirarlos, Reino Unido, China o Japón, así como las garantías de actuación prometidas por el Banco Central Europeo para aquellos países que cumplan con los planes de ajuste requeridos.

Normas
Entra en El País para participar