En el mercado particular

El precio de los coches ha dejado de caer con el Plan PIVE II

Los buenos datos de ventas a clientes particulares reducen los descuentos que ofrecen los concesionarios

El precio de los coches ha dejado de caer con el Plan PIVE II Ampliar foto

El precio de los automóviles acumula un crecimiento del 0,3% desde que se pusiera en marcha el Plan PIVE II. Pese a que éste ofrece un descuento total de 2.000 euros, la mitad por parte del Estado y la otra mitad del concesionario, el repunte de las ventas a los particulares en los últimos meses ha acabado con la urgencia de los vendedores por ofrecer descuentos agresivos para dar salida al stock acumulado, según se observa en la evolución mensual de los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística.

En el mes de febrero, el Gobierno decidía aprobar el segundo plan de ayudas a la compra de automóviles, doblando los recursos del primero hasta los 150 millones de euros. Según los cálculos de los vendedores, el PIVE II podría agotarse esta misma semana, por lo que habrá durado apenas cinco meses, gracias al tirón registrado en abril, mayo y junio en el canal de particulares, el principal beneficiado por las ayudas. En esos tres meses se han registrado crecimientos de doble dígito en las ventas, y también una subida en el precio de los coches del 0,4%, en buena parte debido a que las promociones de los concesionarios se han reducido, de los 4.173 euros de descuento de media en marzo a los 4.002 de junio, incluyendo las ayudas.

La subida del precio en este Plan PIVE II no es elevada, pero sí contrasta con la tendencia que se marcó en el primer plan de ayudas, que con la mitad de fondos solo duró un mes menos. El primer PIVE tenía el objetivo de ser un dique a las continuas caídas del mercado del automóvil, del orden del 20%, y de contribuir a cerrar el año en un nivel de 700.000 unidades vendidas. Algo que se consiguió por la vía de los precios. Entre octubre de 2012 y enero de 2013 el precio de los coches cayó un 4,5%, casi un 3% solo en noviembre, y en diciembre el esfuerzo promocional de los concesionarios alcanzaba su nivel máximo, con un descuento medio de casi 4.200 euros por vehículo. Unos esfuerzos que acabaron de dar sus frutos en enero, cuando el mercado particular crecía un 7%.

Insostenible

Las claves

Los efectos del Plan PIVE II

Precios: el precio de los coches ha crecido un 0,3% desde febrero. En el primer plan cayeron un 4,5%.

Recaudación: la demanda adicional generada por el plan ha provocado una recaudación adicional de 100 millones de euros para el Estado, según Anfac.

Ventas: las matriculaciones a clientes particulares han crecido en los últimos tres meses, alcanzando 2.000 reservas diarias en los concesionarios.

Descuento: en diciembre de 2012 se alcanzó la rebaja media máxima en los concesionarios: 4.191

El PIVE I consiguió parar la inercia negativa, y el PIVE II, en un escenario de mayor estabilidad, ha hecho que los vendedores puedan recuperar parte del terreno perdido en el precio de sus automóviles. Desde la patronal de los concesionarios, Faconauto, indican que las bajadas de precios de finales del año pasado e inicios del primero eran “insostenibles” durante más tiempo. De ahí que la promoción media en los automóviles nuevos haya caído entre marzo y junio un 5%.

Aun así, los concesionarios mantienen la tensión promocional, al continuar por encima de la barrera de los 4.000 euros, lo que no había sucedido antes. De hecho, los precios de los automóviles comenzó a bajar a partir de la segunda mitad del año 2011, cuando se inició el desplome del mercado, que logró mantenerse estable en 2010 después de los primeros años de la crisis.

Pese a la pequeña subida que han registrado en los últimos cinco meses, comprar un automóvil en junio resultaba un 5% más barato que en el mismo mes del año pasado, cuando el Gobierno no había puesto en marcha aún ningún plan de ayudas.

Ahora la extinción de las ayudas abre un periodo de incertidumbre hasta que el Gobierno apruebe un nuevo plan. Los dos anteriores han logrado mantener la actividad en los concesionarios y parar la pérdida de empleos: entre 2007 y 2012 se llegaron a destruir 50.000 puestos de trabajo.

Anfac: el Gobierno tiene la “firme voluntad” de lanzar un nuevo PIVE

El vicepresidente ejecutivo de la patronal de los fabricantes Anfac, Mario Armero, aseguró ayer en una entrevista en Onda Cero que el Gobierno tiene una “firme voluntad” de poner en marcha un nuevo Plan PIVE debido al éxito de las dos ediciones anteriores.

Armero explicó que por el momento no se ha tomado una decisión definitiva sobre su continuidad y subrayó que es el Ejecutivo el que tiene que decidirlo, en declaraciones recogidas por Europa Press.

El directivo de Anfac indicó que el automóvil tiene un efecto dinamizador sobre la economía, puesto que aumenta la recaudación, a través de diferentes tributos. Así, indicó que con el Plan PIVE se ha generado una recaudación total de más de 400 millones de euros, de los que 178 millones de euros corresponden a la demanda de coches adicional generada por esta iniciativa.

Asimismo, afirmó que el PIVE tiene repercusión sobre la renovación del parque de vehículos en España, “que se está quedando viejo” y resaltó que la edad media de los coches que se están achatarrando con esta medida es de dieciséis años.

En cuanto a las fábricas, apuntó que “tenemos plantas muy competitivas y de alto rendimiento, que exportan a países europeos, también a emergentes o a EE UU”.

Normas