El caso Bárcenas y la crisis en el PP

Rubalcaba presentará una moción de censura si Rajoy no comparece en el Congreso

El líder socialista estima que el caso Bárcenas ha desencadenado una crisis política "incalculable"

La moción de censura que baraja el PSOE sería la tercera de la democracia

Rubalcaba en la reunión del grupo parlamentario socialista en el Senado.
Rubalcaba en la reunión del grupo parlamentario socialista en el Senado. EL PAÍS

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado hoy que si el PP vuelve a negar una vez más la comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que dé explicaciones sobre el caso Bárcenas, presentará una moción de censura.

Rubalcaba ha hecho este anuncio durante su intervención en la reunión del grupo socialista que se celebra en el Senado, donde ha justificado la utilización de este instrumento parlamentario con el argumento de que el caso Bárcenas ha desencadenado una crisis política “incalculable” y ha contaminado de forma “irremediable” la imagen de España.

“No quiero sustituir al presidente del Gobierno, lo que quiero es que venga a la Cámara, que venga a esta Cámara, que explique en esta Cámara, que podamos votar (...) Lo que no quiero es que en su huida hacia adelante se lleve la dignidad del Congreso de los Diputados, que es la sede de la soberanía popular”, ha esgrimido.

El PSOE ha pedido ya siete veces la comparecencia de Rajoy en la Cámara Baja por el caso Bárcenas, todas ellas rechazadas por el PP, y Rubalcaba ha señalado que van a exigirla una octava vez y, si el grupo mayoritario vuelve a negarse, presentará la moción de censura.

Ha admitido que el PSOE no tiene los votos suficientes para sustituir al presidente del Gobierno, pero ha dejado claro que presentará la moción de censura por la “dignidad” del Congreso y para obligar a que Rajoy comparezca y dé explicaciones.

“La oposición no tiene fuerza parlamentaria, ni para cambiar el Gobierno del PP ni para convocar elecciones”, ha dicho, pero sí tiene “fuerza política y moral” para exigir a Rajoy que haga “un servicio a España” y dimita.

Según ha precisado, su intención con esta iniciativa es que se pueda debatir en el pleno del Congreso sobre el caso Bárcenas, no si hay otro dirigente del PP que sustituya al presidente, sino si Rajoy puede “continuar o no” en el cargo.

Rubalcaba ha indicado que ese es el tipo de moción de censura que va a presentar, “en los límites del reglamento”, aunque ha reiterado que el Gobierno con su “bloqueo” no les ha dejado otra solución.

“Es un problema de dignidad parlamentaria, que es tanto como decir de dignidad de la soberanía popular”, ha apostillado, para sentenciar a continuación: “Lo vamos a hacer por convicción democrática, porque creemos que es lo que demanda la democracia española y porque creemos que es nuestro deber”.

Y es que, de acuerdo con su análisis, Rajoy tiene que abandonar la Presidencia del Gobierno y dejar paso a otra persona porque “sus hipotecas” con Bárcenas le inhabilitan para gobernar.

Durante su intervención, Rubalcaba ha descrito también la relación epistolar de Rajoy y Bárcenas, a la vista de los SMS que intercambiaron hasta el pasado marzo, como “el apadrinamiento de un delincuente”, haciendo suyos los términos empleados el pasado jueves por el portavoz del PP, Alfonso Alonso, para recriminar a la oposición su insistencia en sacar este asunto en el Congreso.

“El tono de cariño, protección y ánimo con el que Rajoy se dirige a Bárcenas no forma parte de la manera en la que un presidente de Gobierno debe dirigirse a un delincuente. Parece más bien la forma en la que alguien se dirige a su socio, a un socio que le puede acabar poniendo en apuros”, ha advertido.

Tal y como en medicina se habla de fallo multiorgánico, ha diagnosticado la situación de “máxima gravedad” de España como “fallo multiinstitucional” y ha constatado que la dimisión de Rajoy es “una exigencia democrática” y “un imperativo ético ineludible”.

El caso Bárcenas no es sólo un problema de Rajoy o del PP, sino que “es un problema para toda España”, ha juzgado, persuadido de que el presidente está incapacitado para dirigir al país en la lucha contra la crisis, representarlo en Europa o hablar con otros partidos o con los interlocutores sociales.

“Tiene que dimitir ya”, ha proclamado Rubalcaba, en cuya opinión el PSOE no podía centrarse sólo en reclamar esta dimisión, sino que tenía que “actuar” para conseguirla.

Rubalcaba ha advertido de que, de confirmarse las acusaciones de Bárcenas, el PP no sólo se financió ilegalmente, sino que además hizo “trampas en las elecciones” al contar con un dinero irregular para sufragar sus campañas electorales.

Sobre las palabras de ayer de Rajoy, que dijo que el Estado de Derecho no se somete a chantaje, ha interpretado que, al reconocer que había un chantaje, “está admitiendo que puede ser chantajeado”.

Normas