Hacienda la precinta parte del restaurante de Madrid

Otro 'annus horribilis' para Sergi Arola

El chef catalán tiene deudas con organismos públicos por 148.000 euros

El futuro de los 13 empleados del establecimiento gastronómico, en el aire

El cocinero Sergi Arola.
El cocinero Sergi Arola.

 Otro annus horribilis para Sergi Arola. Si hace dos años vivió dos amargas rupturas empresariales, una con sus socios en Le Cabrera, una de las coctelerías de moda en Madrid, y la otra con Iberia, donde elaboraba los menús;y en 2012 tuvo cambiar de estrategia y eliminar la palabra Gastro de su restaurante, galardonado con dos estrellas Michelin, al lanzar un menú de 49 euros ante la caída de clientes (anteriormente era de 95 euros), Hacienda le acaba de precintar la bodega, una mesa del comedor, y el espacio reservado a coctelería, situado en la planta baja del establecimiento. La razón del cierre de estos espacios se debe al impago de unas deudas con organismos públicos, que asciende, según la mujer del cocinero y jefa de sala Sara Fort, a 148.000 euros. Este miércoles decidirán si vuelven a abrir el local, lo que conllevaría el despido de 13 trabajadores.

Fort, que dirige la sociedad Fortarola, propietaria del establecimiento, ha admitido que la deuda procede de impagos trimestrales de impuestos, aunque ha asegurado que desde diciembre de 2012 ha tratado de ponerse al corriente del dinero adeudado, sin conseguirlo.

El cocinero catalán de 45 años se manifestó dolido con la decisión del Ministerio de Hacienda. “Así me pagan estos años de servicio de representación a mi país”, aseguró a la agencia Efe desde París. Es en esta ciudad donde dirige la cocina del hotel W Ópera (Starwood Hotel &Resort). Y es en el mercado internacional donde se centra ahora la base de operaciones de Arola, que pasea su marca por distintos países y hoteles, como el Tivoli de São Paulo (Brasil), Ritz de Santiago de Chile (Chile) y Penha Longa en Sintra (Portugal). En Barcelona dirige un espacio gastronómico en el Hotel Arts. En Madrid tiene el bar de tapas Vi-Cool, pero en el aire está si abre de nuevo su dos estrellas.

Normas