Schmidt (Google): “Yo no he diseñado un sistema tan irracional”

Apple pone bajo la lupa el ahorro de impuestos de otras multinacionales

Google, Amazon o Starbucks están en el punto de mira en Europa

Tim Cook, consejero delegado de Apple.
Tim Cook, consejero delegado de Apple.

Mejorar la factura fiscal mediante complejas estructuras societarias y engranajes de filiales en países con regímenes fiscales más favorables. La polémica acusación contra Apple vertida por el Senado de Estados Unidos ha puesto en primera línea las prácticas contables de algunas multinacionales de Estados Unidos, que podrían usar resquicios en las distintas legislaciones de países donde operan para eludir el pago de impuestos. El foco no está solo sobre la empresa de la manzana. Amazon, Google y Starbucks, entre otras, están también bajo escrutinio.

Coincidiendo con la celebración en Bruselas de una cumbre de líderes europeos en la que se ha tratado, entre otros temas, la lucha contra la evasión fiscal, la supuesta ingeniería contable ha saltado a la palestra. No se trata de prácticas ilegales, pero sí éticamente recriminables, dicen los expertos.

El planteamiento es sencillo: las brechas legales han permitido a grandes multinacionales establecer sistemas contables que les permite obtener beneficios libres de impuestos mediante el traspaso de ingresos a filiales o sociedades en países con tasas impositivas cercanas a cero.

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, negó ayer tajantemente frente a los senadores estadounidenses las acusaciones de que la compañía había “evadido más de 9.000 millones de dólares en impuestos” en 2012. “Pagamos todos los impuestos que debemos, hasta el último dólar. No solo cumplimos con la ley, cumplimos con el espíritu de la ley”, afirmó Cook.

 Prácticas “inmorales”

En Europa, la mayoría de las empresas bajo lupa utilizan filiales en Irlanda o Luxemburgo, que a su vez pueden derivar a otras sociedades en paraísos fiscales, para reducir el pago de impuestos.

Los casos son múltiples. Según Reuters, Francia inició una investigación sobre la factura fiscal de Google y reclama un pago adicional de 1.000 millones en impuestos. El Parlamento de Reino Unido, por su parte, ha iniciado un proceso contra Google, Starbucks y Amazon al considerar “inmoral” sus complejas estructuras empresariales que les permiten canalizar hacia el exterior gran parte de su facturación y evitar así el pago de impuestos. Según una investigación de la citada agencia, la cadena de cafés generó desde 1998 más de 3.000 millones de libras en beneficios pero únicamente ha pagado 8,6 millones en impuestos.

En España, el debate está también sobre la mesa. Empresas como Apple, Google o Facebook imputan la mayor parte de sus ingresos en filiales no radicadas en España (Irlanda en su mayor parte), con lo que sortean la fiscalidad.

Precisamente ayer, el primer ministro irlandés, Enda Kenny, negó haber dado un “trato especial” a Apple y aseguró que su país colabora con otros Estados para lograr más transparencia sobre la planificación fiscal de las multinacionales, informó Efe.

Schmidt (Google): “Yo no he diseñado un sistema tan irracional”

Eric Schmidt, presidente de Google, habla sobre las políticas fiscales en el Google Big Tent, en Londres.
Eric Schmidt, presidente de Google, habla sobre las políticas fiscales en el Google Big Tent, en Londres.

El presidente de Google Eric Schmidt no eludió ayer hablar de las acusaciones de evasión fiscal que recaen sobre muchos gigantes tecnológicos estadounidenses. Sin tapujos, el directivo, que participó en el evento Google Big Tent, aseguró que “yo no diseñé ni puedo defender un sistema [fiscal global] tan irracional. Un ingeniero informático no lo habría hecho”, dijo, según recogió The Guardian.

El ejecutivo defendió “un debate constructivo” sobre las políticas fiscales, pero insistió que “no creo que las empresas deban decidir cuáles deben ser las políticas fiscales; deberían ser los gobiernos”.

En este sentido, Schmidt puntualizó que “si Miliband [refiriéndose al líder laborista británico Ed Miliband] cambia las leyes, las cumpliremos”. Sus palabras venían después de que este político reclamara en el mismo evento a las multinacionales que “no se esfuercen tanto en no pagar impuestos”. Miliband en tono irónico añadió que espera que Google haga “lo correcto” ya que, recordó, su lema es “No seas malvado”.

Schmidt subrayó que su compañía está tratando de hacer las cosas correctamente. “Apoyamos la idea de tener un gran debate en el G8 y G20. Hay que solucionar esta cuestión. Nosotros no queremos una situación donde tengamos una doble o cuádruple fiscalidad”, añadió.

El primer ministro británico David Cameron se reunió con el directivo en Downing Street pero no trataron este asunto, según la BBC. Schmidt sí dijo que Google “seguirá invirtiendo en Reino Unido. No importa lo que se haga, es un país clave para nosotros”.

Normas