El informático reveló la identidad de 130.000 evasores fiscales

La Audiencia Nacional rechaza la extradición de Falciani

Las autoridades suizas acusan al exinformático del HSBC por revelación de secretos bancarios

La información de Falciani permitió a Hacienda descubrir a 659 defraudadores españoles

El informático del HSBC Hervé Falciani, famoso por su lista de presuntos defraudadores fiscales.
El informático del HSBC Hervé Falciani, famoso por su lista de presuntos defraudadores fiscales. EFE

La Audiencia Nacional ha rechazado la extradición a Suiza del informático ítalo-francés Hervé Falciani, reclamado por haber sustraído datos del HSBC Private Bank con los que habrían sido identificados 130.000 evasores fiscales, al entender que denunció “actividades sospechosas de ilegalidad e incluso constitutivas de infracciones peanles que de ninguna manera son susceptibles de legítima protección”.

 Así consta en un auto dictado por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal en el que se rechaza la entrega a Suiza de Falciani, al entender que los delitos que le imputan las autoridades suizas no cumplen el principio de doble incriminación, es decir, no están castigadas por el Código Penal español.

El auto de la Sala destaca que el informático, al que se atribuyen los delitos de espionaje financiero, revelación de secreto bancario y comercial, y apropiación de datos relativos a clientes, sostiene que “en nuestro derecho no existe protección penal específica del secreto bancario como tal”.

En la vista de extradición, que se celebró el pasado 15 de abril, la fiscal Dolores Delgado se opuso a la entrega argumentando que no se puede “castigar” a una persona que colaboró con las autoridades de Francia, Italia, Estados Unidos y España en la lucha contra la “opacidad financiera”.

Falciani, por su parte, aseguró que “nunca” pidió ninguna “gratificación” por revelar esta información y que su única intención era la de denunciar las “actuaciones escandalosas” que se estaban llevando a cabo en la entidad bancaria, para lo cual colaboró con las autoridades de Francia Estados Unidos, Italia y “recientemente” España.

Gracias a la información de Falciani, que llegó a la Agencia Tributaria en mayo de 2010 y que sacó a la luz la identidad de 659 defraudadores fiscales españoles, se consiguieron regularizar en España 300 millones de euros

Normas