Las compañías deberán enviar informes trimestrales al supervisor

El seguro afronta una avalancha regulatoria en los próximos meses

En otoño entra en vigor buena parte de la directiva de Solvencia II

Las compañías deberán cumplir nuevas normas de gobierno corporativo

La directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez Ponga, ayer, en un encuentro organizado por el IESE y Ernst & Young.
La directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez Ponga, ayer, en un encuentro organizado por el IESE y Ernst & Young.

Solvencia II, directiva de mediación (IMD II), directiva Omnibus II, Ley del Contrato de Seguros, revisión del cálculo de indemnizaciones en los accidentes de coche... la batería de cambios normativos que afronta el sector asegurador en los próximos meses es de calado.

Entre las leyes cuya aplicación es más inmediata se encuentra el segundo y tercer pilar de Solvencia II, que afecta al gobierno corporativo del sector y a la transparencia informativa. El pasado 29 de marzo, el nuevo supervisor europeo para el sector asegurador (EIOPA, en sus siglas en inglés), publicó las guías para la aplicación de estos dos aspectos de la nueva regulación. Tras un breve periodo de consultas públicas, la normativa europea será transpuesta a la legislación nacional y entrará definitivamente en vigor, modificando aspectos sustanciales para el sector.

Uno de los cambios fundamentales será que la mayor parte de las compañías, hasta llegar al 80% de la cuota de mercado, tendrá la obligación de presentar un informe al supervisor financiero donde ofrezca un detalle pormenorizado de sus riesgos, su balance y su actividad. Este informe será anual, salvo para el grupo de compañías más grandes (aquellas que controlan hasta un 50% de la cuota de mercado), que tendrán que presentar la información trimestralmente.

La directora general de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), Flavia Rodríguez Ponga, reconocía ayer en unas jornadas organizadas por el IESE y Ernst & Young, que la avalancha normativa supondrá un desafío para las compañías, especialmente para las más pequeñas.

Durante el próximo ejercicio, las entidades deberán ir recopilando la información necesaria para remitirla a la DGS. El primer informe anual, con datos de 2014, deberá presentarse en enero de 2015, mientras que la primera información trimestral se producirá en el tercer trimestre de 2015.

Además de los reportes periódicos al supervisor, también entrará en vigor el próximo año otro aspecto de Solvencia II que afecta al gobierno corporativo de las aseguradoras. En este caso, todas las entidades, incluso las más pequeñas, deberán ratificar ante el supervisor que la dirección tiene definidas y distribuidas una serie de funciones clave:gestión de riesgos, auditoría interna, actuarial, cumplimiento... Para cumplir con esta faceta de la nueva directiva, las entidades tendrán que remitir hasta 57 guías donde expliquen y garanticen la adecuación de su diseño del gobierno corporativo a los nuevos estándares europeos.

Al margen de estos dos pilares, la faceta de Solvencia II que más preocupa al sector, la referida a las nuevas exigencias de capital, aún no tiene fecha de entrada en vigor, aunque sí han comenzado a hacerse simulaciones de cuál sería el impacto sobre las entidades.

Tras el verano también se aprobarán las conclusiones definitivas de la comisión de expertos de la reforma del baremo para el cálculo de las indemnizaciones en seguros de auto.

Mapfre anticipa fusiones

M. M. M.

La fiebre de fusiones que ha vivido el sector bancario durante los tres últimos años podría trasladarse al mundo de los seguros. Así lo creen al menos muchos directivos. Ayer fue el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, quien apuntó en esta dirección: habrá un proceso de integración porque hay retos que las empresas más pequeñas no pueden asumir, en referencia a las mayores exigencias regulatorias y de capital que se avecinan.

Normas