Negociación del convenio colectivo

VW Navarra supedita la subida salarial al aumento de jornada

La empresa ofrece un acuerdo global e "indivisible" de cinco años

Incluiría las subidas salariales condicionadas al aumento de la jornada.

Vista general de la Factoria Volkswagen Navarra. EFEArchivo
Vista general de la Factoria Volkswagen Navarra. EFE/Archivo EFE

La negociación por el nuevo convenio colectivo en la fábrica de Volkswagen (VW) en Pamplona continúa atascada después de casi cinco meses de reuniones entre empresa y sindicatos. La última, celebrada ayer, resultó en una propuesta global de la compañía, la primera después de que manifestase su intención de cerrar un acuerdo de cinco años frente a los tres que compusieron el último, finalizado en 2012.

En ella, la dirección de VW Landaben concreta las revisiones salariales para cada uno de esos años: un 0,5% en el actual, un 0,75% en 2014, y un 1% los otros tres siguientes, sumando una revalorización acumulada sobre las tablas de 2012 del 4,32%. Unas revisiones fijas, que no incluyen revisión alguna sobre la evolución del IPC. Los sindicatos defienden la revisión salarial sobre el IPC y un porcentaje de los beneficios de la planta, que en 2012 fueron de 44,2 millones de euros.

La empresa enmarca la propuesta en un acuerdo global “indivisible”, condicionado a otras medidas que, de momento, los sindicatos de la fábrica navarra no contemplan, como el aumento de la jornada individual a 214 días desde los 211 actuales o el inicio de los turnos semanales a las 22:00 de la noche del domingo. El comité de empresa traza sus líneas rojas en la exclusión de cualquier medida incluida en la reforma laboral, el mantenimiento del sistema de jubilación y la renovación de la plantilla.

La representación de UGT, sindicato mayoritario, instó a la empresa a acelerar los ritmos de negociación, por los “retrasos interesados y peligrosos” de las reuniones. Después de trece, la empresa espera ahora que el comité de empresa, formado por cinco sindicatos, traslade una propuesta global del mismo carácter que la presentada ayer. El amplio espectro sindical ha sido una de las causas que la empresa ha venido atribuyendo a la lentitud de las negociaciones, que ha impedido el planteamiento de una idea común.

Inversión de 785 millones

Desde UGT creen que al final se logrará un acuerdo pero insisten en la necesidad de sumar un nuevo modelo a una planta con capacidad para fabricar 400.000 vehículos al año. Landaben es la única del Grupo VAG en Europa que solo produce un modelo, el Polo, uno de los más vendidos de la marca. El consorcio ha comprometido una inversión de 785 millones para la próxima generación del Polo, además de la instalación de la plataforma MQB, que permite la fabricación de varios modelos.

Normas