Según la directiva aprobada en febrero de 2012

Bruselas recuerda que los depósitos de más de 100.000 euros podrán asumir pérdidas en los rescates

La propuesta de la Comisión contempla quitas en los depósitos por encima de 100.000 euros

Bruselas recuerda que los depósitos de más de 100.000 euros podrán asumir pérdidas en los rescates
EFE

La Comisión Europea ha admitido que la nueva norma de la UE sobre resolución de crisis bancarias -que está en fase de debate entre la Eurocámara y los Gobiernos- prevé la posibilidad de forzar a los grandes depositantes con más de 100.000 euros a asumir pérdidas, como ha ocurrido en el rescate de Chipre.

No obstante, el Ejecutivo comunitario ha sostenido que el caso de Chipre es “único” y no debe verse como “modelo perfecto”, en un intento de salir al paso de la polémica provocada por las declaraciones del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

“No hay que decir que es un modelo perfecto o un modelo que hay que reutilizar tal cual en el futuro ¿Por qué? Porque no llegaremos de nuevo a esas circunstancias”, ha dicho la portavoz de Servicios Financieros, Chantal Hughes.

Algunos países europeos, como Alemania, Holanda y Finlandia, así como el BCE, presionan para que se anticipe la entrada en vigor de la directiva europea que prevé el autorrescate a base de pérdidas de todos los inversores.

El proyecto legislativo, aprobado por la Comisión Europea a mediados de 2012, aplazaba a 2018 la participación potencial de los bonistas sénior en el rescate de un banco para dar tiempo a que expirase la deuda emitida con anterioridad al proyecto de ley.

Berlín y compañía, sin embargo, quieren que esa obligación entre en vigor en 2015. Y el rescate de Chipre ha permitido precipitar el calendario, justo antes de que el BCE se convierta en el supervisor único de la zona euro y el MEDE asuma la posibilidad de inyectar capital en los bancos en dificultades.

No obstante, el objetivo de la UE sigue siendo, según ha apuntado la portavoz, es “llegar a una situación en la que los contribuyentes dejen de pagar por los errores de los bancos”.

Para ello, la directiva sobre resolución prevé que, en caso de crisis de una entidad se obligue a asumir pérdidas a los accionistas y a los tenedores de deuda subordinada, como ya ocurre ahora, pero también a los bonistas sénior y a los grandes depositantes, que hasta ahora habían quedado excluidos de los rescates.

“En la propuesta de la Comisión, no se excluye que los depósitos por encima de 100.000 euros sean instrumentos elegibles para quitas. No se excluye, es una posibilidad”, ha explicado Hughes. Pero ha resaltado que en ningún caso se recurrirá a las cuentas de menos de 100.000 euros.

La portavoz ha explicado que esta directiva, que todavía está sujeta a cambios durante la negociación, establecerá un orden claro y predefinido de quienes deben ser los primeros en asumir las pérdidas.

 

Normas