Unanimidad en la votación

El Parlamento de Chipre aprueba parte del Plan B

Se creará un Fondo Nacional de Solidaridad

Visto bueno a la ley para restringir las transacciones financieras

Protestas de los trabajadores del sector bancario
Protestas de los trabajadores del sector bancario EFE

Europa tiene puesta la vista en Chipre. La eurozona se encontraba a la espera de conocer el veredicto del Parlamento chipriota y este no se ha hecho esperar. Los diputados han dado el visto bueno a parte de las medidas que incluye el Plan B con el que se busca poner fin a la nueva crisis que atenaza al Viejo Continente. Sin debate previo y por unanimidad, los representantes políticos han aprobado la creación de un Fondo de Solidaridad Nacional y la ley para restringir las transacciones financieras, los dos ejes de la alternativa presentada al rescate propuesto por el Eurogrupo. Hasta el momento se desconoce si entre las iniciativas a adoptar se halla la polémica tasa a los  tasa a los depósitos bancario

El denominado “plan B” consta de un total de nueve borradores de ley y enmiendas a leyes en vigor, pero no incluye todavía la tasa a los depósito.

El objetivo del plan es reunir los 5.800 millones de euros que exige la troika a cambio del rescate de 10.000 millones de euros.

La serie de leyes contemplan, entre otros, la creación de un Fondo Nacional de Solidaridad, la restricción del movimiento de capitales y la consolidación de las entidades financieras.

El texto legislativo sobre las restricciones a los movimientos de capital pretende evitar una fuga de depósitos en el momento en el que los bancos chipriotas reabran sus puertas, previsto para el martes.

Según esta ley, el ministro de Finanzas o el gobernador del Banco Central podrán establecer los límites por decreto, una medida que demandaba la delegación de la troika internacional presente en Chipre.

Al denominado Fondo Nacional de Solidaridad se destinarán parte de las reservas de los fondos de pensiones y del seguro médico de los empleados públicos.

El fondo estará abierto a las donaciones de ciudadanos y empresas privadas, y podría incluir más adelante la oferta de la Iglesia de Chipre de hipotecar sus “inmensas propiedades” e incluso de posibles derivados financieros creados en base a las eventuales ganancias futuras de la extracción del gas.

Este fondo tendrá la potestad de financiar bancos en dificultades e incluso al propio Estado chipriota a través de la emisión de bonos u otro tipo de productos financieros.

Advertencia de Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido al Gobierno de Nicosia de que no ponga a prueba, en las negociaciones para el rescate de Chipre, la paciencia de la troika formada por la Comisión de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

No puede ser que Chipre ponga a prueba los límites de la troika, dijo Merkel en una reunión extraordinaria del grupo parlamentario de la Unión (cristianodemócratas y socialcristianos bávaros CDU/CSU), según manifestaron diputados participantes en la misma.

Moscú rompe las negociaciones

Por otra parte, Rusia dio hoy por terminadas las negociaciones con Chipre y declaró que las propuestas sobre el gas que trajo a Moscú el ministro de Finanzas de ese país, Mijalis Sarris, no han suscitado interés en la parte rusa.

“Las negociaciones han concluido. Sus propuestas eran crear una compañía estatal para trasferir activos gasísticos con participación de inversores rusos (...). Nuestro inversores no se han interesado”, declaró el titular de Finanza ruso, Antón Siluánov, citado por la agencia Interfax.

Sarris voló a Moscú en busca de ayuda financiera para el país ante el duro rescate impuesto por la UE, que llevó a Nicosia a proponer una polémica tasa a los depósitos bancarios. Concretamente, Chipre pretendía que Rusia extendiese los plazos de un crédito de 2.500 millones concedido hace algo más de un año.

No obstante, el ministro dijo que en las conversaciones con Sarris no se habló de la concesión de un nuevo crédito ruso a Chipre, “porque la parte europea estableció un techo de deuda” para ese país.Fuentes diplomáticas informaron a Reuters que anoche Rusia rompió las negociaciones para la exensión del citado crédito.

La tasa a los depósitos ha causado rechazo en Moscú, pues supondrá pérdidas para el gran número de empresas y patrimonios rusos que depositan sus ahorros o invierten utilizando Chipre como plataforma. Se calcula que al menos la quinta parte de los depósitos en bancos chipriotas tienen origen ruso.

Esta tasa a los depósitos enturbió también la cumbre entre la UE y Rusia que empezó ayer “Tenemos una gran cantidad de estructuras públicas que trabajan a través de Chipre y tienen bloqueado su dinero por motivos incomprensibles”, afirmó el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, en declaraciones a la prensa.

Medvédev, que comparó la actuación de la Comisión Europea y el Gobierno chipriota con los movimientos de un “elefante en una cacharrería”, se mostró esperanzado en que la solución final a la crisis no incluya una confiscación de fondos al estilo soviético que deteriore las relaciones entre Moscú y Bruselas.

Normas