Roque Gistau, presidente de AEAS

"Las desaladoras son necesarias"

"Las desaladoras son necesarias"

Ejerce como presidente de la Asociación Española de Abastacimiento de Agua (AEAS) desde 2009, aunque Roque Gistau, ingeniero de caminos, ha dedicado prácticamente toda su vida profesional al mundo del agua. A finales de los ochenta fue director gerente del Canal de Isabel II, cuyo modelo de gestión público-privada ha sido un caso de éxito en la gestión de los sistemas de abastecimiento de agua urbana.

La asociación que preside engloba a las principales empresas de saneamiento y abastecimiento de agua, para las que el caballo de batalla sigue siendo el bajo precio que se paga en España por el agua de consumo urbano.

Pregunta. ¿Se necesitan las desaladoras en España para garantizar el abastecimiento de agua?
Respuesta. Algunas de las construidas sirven efectivamente para asegurar el suministro, como la de Barcelona, que garantiza que nunca haya problemas de abastecimiento. Otras se destinan más bien al riego. España es un país de extremos hídricos y es necesario disponer de mecanismos que respondan a la falta de agua. El problema es el precio, es mucho más cara que el agua de fuentes naturales y los regantes no la compran porque no les sale a cuenta.


P. ¿Cuál es la diferencia de precio?
R. Puede subir de 5 céntimos a 70 céntimos, pero solo para producirla, sin el coste de transportarla ni otros gastos añadidos.


P. ¿Qué medidas podrían tomarse para reducir el precio del agua desalada?
R. Las confederaciones hidrográficas podrían considerar el agua desalada como un recurso más, al igual que el agua natural y la regenerada, y establecer un precio medio incorporando los costes, al igual que se hace en el sector eléctrico, que no cobra en función del origen de la energía.


P. ¿Eso no supondría subir el precio del agua?
R. Sí, habría que cobrar más por incluir las desaladoras en el sistema, pero así se utilizaría este recurso, porque las desaladoras son necesarias, demonizarlas es una barbaridad, hay que incorporarlas a las producción de agua.

P. Aún hay muchas en construcción y otras a medio rendimiento...
R. A diferencia de otro tipo de infraestructuras como carreteras o aeropuertos, no hay riesgo de que no se utilicen las desaladoras porque sí hay demanda de agua para riego y para consumo humano, pero en España el usuario no paga por estas infraestructuras. Los productores usan el agua de riego para cobrar por el producto que ponen en el mercado, con ella se da un valor a la finca agrícola, no es un servicio público.

Normas