La aerolínea española perdió 1,5 millones de euros diarios hasta junio

IAG reducirá tamaño y empleo en Iberia para asegurar su viabilidad

IAG va a poner en marcha en octubre un plan de reestructuración de Iberia que supondrá la redimensión de la compañía e incluirá un recorte de trabajadores. El grupo afirma que busca asegurar el futuro de la aerolínea, que perdió 263 millones hasta junio.

IAG reducirá tamaño y empleo en Iberia para asegurar su viabilidad
IAG reducirá tamaño y empleo en Iberia para asegurar su viabilidad

Si no actuamos de forma rápida y decisiva ahora, la perspectiva futura de Iberia y el empleo de las 22.000 personas que trabajan en la compañía estarán en riesgo". Así, de tajante se pronunció el viernes el consejero delegado de IAG (el holding fruto de la fusión de Iberia y British Airways), Willie Walsh, en declaraciones a CincoDías, para justificar el anuncio de un plan de reestructuración para la aerolínea española.

Un plan que estará listo a finales de septiembre, que el grupo pretende empezar a aplicar en octubre y que supondrá un redimensionamiento de la compañía, un recorte de trabajadores y una revisión de las condiciones laborales.

"Es vital que todas las aerolíneas del grupo sean rentables. Iberia está perdiendo 1,5 millones de euros cada día y, claramente, este nivel de pérdidas es insostenible. ... Nuestra determinación es hacer de Iberia una compañía eficiente, mejor, capaz de competir y crecer en el futuro", añadió Walsh.

IAG 7,69 -0,52%

Parar la sangría

Los resultados semestrales de IAG se vieron lastrados, precisamente, por la filial española. El holding cerró la primera mitad del año con unas pérdidas operativas de 253 millones de euros y ya no contempla terminar el ejercicio en equilibrio sino con números rojos. Un anuncio que provocó que las acciones del grupo terminaran la sesión bursátil del viernes con un retroceso del 4%, hasta los 1,89 euros por título, pese a que el Ibex subió un 6%. Las pérdidas de Iberia ascendieron a 263 millones hasta junio.

"Nuestra prioridad como gestores es cortar esta sangría a la mayor brevedad posible", explicó a este diario el director financiero de IAG, Enrique Dupuy.

Además de reducir su estructura, IAG revisará la red de Iberia y recortará rutas, tratando de mantener su liderazgo en las conexiones entre Europa y Latinoamérica.

Una de la prioridades del plan será reducir la estructura de costes de la compañía. Para los responsables del holding, los casos de Iberia Express y Vueling demuestran que, pese a todas las dificultades del entorno, es posible "hacer dinero" en España, siempre que se tenga el nivel de costes adecuado.

Como ejemplo, IAG subrayó que la filial Iberia Express ya es rentable solo tres meses después de su lanzamiento. Eso sí, sus costes operativos son un 30% inferiores a los de Iberia en términos comparables. "Mientras Iberia genera grandes pérdidas, Iberia Express es rentable, lo que demuestra que esto es posible", incidió Walsh.

La reestructuración de la aerolínea española se ha acelerado por la situación económica y las incertidumbres que rodean a España. De hecho, IAG ya está diseñando un plan de actuación para el caso de que el país abandone el euro. El holding tiene un grupo de crisis que se reúne cada 15 días para analizar la situación de la Eurozona y sus riesgos. Iberia supone el 27% del volumen de negocio externo del grupo. La mitad procede de España.

Willie Walsh también se refirió a la posible salida de Bankia del accionariado de IAG tras ser intervenida por el Gobierno. "La pregunta no es si van a vender su participación sino cuándo. El mercado lo ha internalizado. No tiene valor estratégico tener a Bankia como accionista", subrayó.

"Habrá que hacer importantes sacrificios"

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, remitió el viernes una carta a sus empleados en la que avanza que el "esfuerzo necesario" para garantizar la viabilidad de la empresa afectará a su tamaño y a las "condiciones laborales de todos los empleados y al volumen de empleo".

Sánchez-Lozano envió una misiva, recogida por Efe, a los 22.000 trabajadores de la aerolínea en la que confirma que se está ultimando un plan de acción, "que profundice en todas las medidas" que han ido tomando "para darle la vuelta a la situación de pérdidas", y que darán a conocer "en próximas fechas".

"Plan de acción que exigirá importantes sacrificios por parte de todos nosotros, no muy distintos de los que está asumiendo en estos momentos la sociedad española, tanto individual como colectivamente. El esfuerzo necesario en el corto plazo afectará al tamaño de la compañía, a las condiciones laborales de todos los empleados y al volumen de empleo", avisa.

Iberia cerró el primer semestre con unas pérdidas operativas de 263 millones de euros. Algo que, según Sánchez-Lozano, sitúa a la compañía "en una posición de verdadera emergencia" y obliga a "abordar un proceso de cambio profundo, sin más demora, para sobrevivir ahora y para ser capaces de construir una empresa mejor, que tenga continuidad en el futuro más próximo".

Tras destacar que en los últimos meses se han tomado decisiones de recorte generalizado de gastos e inversiones, indica que esas medidas "es obvio que no son suficientes".

"Tenemos que ser capaces de buscar alternativas de viabilidad para Iberia", que "no puede ser la misma que ha sido estos pasados 85 años", concluye.

Críticas

Reacción del sepla

-El sindicato de pilotos Sepla considera que los planes de IAG para Iberia confirman el "desmantelamiento de la compañía" y supondrán una reducción de su actividad.

-El presidente del Sepla, Justo Peral, cree que IAG busca que British Airways se haga con el negocio de Iberia en 2015.

-En su opinión, si Iberia no hubiera cedido vuelos a otras compañías como Vueling o Air Nostrum, la aerolínea habría reportado beneficios.