Según un borrador de la cumbre

La UE podrá enmendar los presupuestos nacionales

La Unión Europea ganará amplios poderes en la el Consejo Europeo de final de semana, hasta el punto que podrá enmendar presupuestos nacionales de aquellos países que incumplan las normas sobre la deuda y el déficit, según un borrador que ha filtrado el diario 'Financial Times'.

Sede de la Comunidad Europea en Bruselas.
Sede de la Comunidad Europea en Bruselas.

Todo parece que la cuumbre del jueves y viernes no va a estar vacía de contenido. Al menos, eso es lo que están intentando el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; el de la Comisión Europea, José Manuel Barroso; el del BCE, Mario Draghi; y Jean-Claude Juncker, el del Eurogrupo. Ellos son los autores de un borrador filtrado por Financial Times y Il Sole 24 Ore que condensa las principales propuestas que se discutirán en la cita. Las propuestas se dividen en un marco financiero integrado, un modelo presupuestario homogéneo controlado y sancionado desde Bruselas, una política económica común y un fortalecimiento de la legitimidad y responsabilidad democrática.

El plan contempla que los gobiernos de la eurozona pacten sus niveles de endeudamiento y los límites de sus presupuestos anuales. Si un Gobierno necesita incrementar su apalancamiento, tendrá que obtener una aprobación previa de los otros Ejecutivos. Es decir, "la zona euro estaría en posición de obligar a cambios en las partidas presupuestarias si los países violan las reglas fiscales, teniendo en cuenta que hay que asegurar la justicia social".

Además, la Comisión Europea se arroga la potestad de presentar ajustes detallados a un país que incumpla sus compromisos. Estas propuestas, posteriormente, se votarían por parte del resto de Estados. A pesar de que no serían más que eso, propuestas, la UE dispondrá de nuevas herramientas para penalizar a los países que no las adopten, lo que incluirá multas. En el medio plazo, "la emisión de deuda común podría ser explorada como un elemento de esta unión fiscal y ser sujeto de progresos en la integración fiscal". El documento alienta que se den "pasos hacia la introducción" de estos mecanismos en el marco de "una disciplina presupuestaria robusta y para la competitividad".

En el plano de la unión bancaria europea, se establecen dos "elementos centrales": una única supervisión bancaria en Europa y un fondo común de protección de depósitos. De hecho, el documento asegura que "en la actual arquitectura debería evolucionar lo más pronto posible hacia un sistema único de supervisión bancaria con un nivel europeo y otro nacional", que asegura que la supervisión de los bancos se igualmente efectiva en todos los estados miembros a la hora de reducir las probabilidades de que haya quiebras bancarias y prevenir la necesidad de que haga falta echar mano de los fondos de garantía de depósirtos o los fondos de rescate.