Pide a cambio la emisión de eurobonos

El Gobierno asume la cesión a Bruselas del control presupuestario

Tanto el Gobierno como el PSOE se muestran a favor de que los presupuestos de los países de la zona euro, y sus emisiones de deuda, estén supeditadas a la autorización de Bruselas y a unos límites predeterminados, según el documento que ha preparado el Eurogrupo antes de la cumbre europea. El Gobierno ha pedido, eso sí, que este proceso de integración venga de la mano de los eurobonos.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, junto al presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Barroso
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, junto al presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Barroso

El Gobierno y el PSOE han coincidido hoy en subrayar que tienen "temor cero" a un control europeo de los presupuestos nacionales de los Estados miembros para limitar su capacidad de endeudamiento, a pesar de la cesión de soberanía que eso implica.

Así lo han expuesto tanto el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, como el diputado del PSOE Juan Moscoso durante la comparecencia del primero ante la Comisión Mixta para la UE en el Congreso que reúne a diputados y senadores.

García-Margallo ha presentado en la Comisión el informe con propuestas que el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, ha remitido a los Estados miembros de cara a la reunión de los jefes de Estado y del Gobierno europeos los próximos 28 y 29 de junio. El informe había sido publicado anteriormente en varios medios europeos.

Según este documento, el Eurogrupo tendrá nuevos poderes para exigir cambios en los presupuestos nacionales de los Estados incumplidores, y podría tener capacidad para vetar emisiones de deuda si se superan determinados umbrales de deuda o déficit.

"A mí esta cesión de soberanía no me preocupa absolutamente nada", ha indicado García-Margallo, que ha advertido de que hoy por hoy, teniendo en cuenta la posición de Alemania, "solo cuando se haya logrado esa convergencia será posible dar el salto a la emisión conjunta de obligaciones".

El ministro defiende en cambio que se puede ir "avanzando en paralelo". Esto es, austeridad fiscal, pero al mismo tiempo que se van lanzando los llamados 'basket bones', un bono europeo del que responde cada uno de los Estados según su cuota. Sería un paso previo a los 'eurobonos', en el que todos los Estados responderían de manera solidaria y que requeriría reformar los tratados y una convergencia económica entre los países muy notable.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión, Juan Moscoso, ha coincidido con el ministro en que él también tiene "temor cero" a ceder soberanía a la UE para avanzar hacia la unión fiscal.

Pero ha acusado al Gobierno español de ir "a remolque" de Alemania, Francia e Italia en la búsqueda de soluciones a la crisis. En su opinión, ha sido gracias a la llegada al poder de un dirigente socialista en Francia cuando Alemania ha empezado a ceder y a permitir introducir una agenda del crecimiento.

El diputado socialista también se ha mostrado convencido de que si el Gobierno hubiera gestionado de otra forma la crisis de Bankia, no se habría producido el rescate europeo de la banca española o, al menos, éste se hubiera producido de forma diferente. En este sentido, ha pedido al Gobierno que aclare "cuanto antes" cuáles serán las condiciones que vendrán con la ayuda financiera de prestará Europa a nuestros bancos.

El ministro ha rechazado rotundamente que la crisis de Bankia esté únicamente detrás de la petición de rescate. En su opinión, España está donde está por un endeudamiento excesivo, una canalización del ahorro externo a inversiones no productivas como el ladrillo, unido a una pérdida de competitividad.

Durante el debate, el representante de la Izquierda Plural, el diputado de IU José Luis Centella, ha advertido de que "la crisis no puede servir para acabar con derechos sociales. "No se nos puede decir que el Estado de bienestar no se puede sostener. Nos negamos a aceptar un sistema que se intente armonizar a la baja", ha dicho.