El país deberá dedicar el 14% de su PIB en 2050, frente al 10,1% de 2010

La OCDE alerta a España del coste de mantener las pensiones públicas

La OCDE alerta a España del coste de mantener las pensiones públicas
La OCDE alerta a España del coste de mantener las pensiones públicas

España será uno de los países de la OCDE que más tendrá que aumentar el gasto público si quiere mantener el sistema de pensiones. La inversión, del 10,1% del producto interior bruto en 2010, deberá alcanzar en 2050 el 14%, según un informe publicado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económica (OCDE). El porcentaje contrasta con el 11,7% que deberán asumir de media los 34 países que forman parte de ese organismo debido al aumento de la esperanza de vida.

La OCDE aboga por aumentar más allá de los 67 años la edad de jubilación, que la población contrate planes privados y que se cree un mecanismo que fije la fecha en función de la evolución económica y la esperanza de vida, que actualmente alcanza en España los 86 años. El organismo recomienda que esta actualización, a menudo "compleja, difícil de entender y que crea incertidumbre sobre los beneficios", se aplique gradualmente y con transparencia para que los trabajadores puedan planificar su retirada.

No es la primera vez que un organismo internacional aboga por el retraso de la edad de la jubilación. Desde 1991, el Fondo Monetario Internacional lleva avisando de que el "sistema de pensiones español" era "insostenible" debido al aumento de la esperanza de vida. Y en abril de este año, pidió que se bajaran las pensiones por el "riesgo de que la gente viva más de lo esperado".

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero amplió en 2011 la edad de jubilación de 65 a 67 años a partir de 2027. La norma incluye un mecanismo de "sostenibilidad" para que se llegue a esa fecha de forma progresiva. La edad se empezará a retrasar, a razón de un mes al año, a partir del 1 de enero de 2013 -el ritmo se acelerará en 2018 a dos meses por año-.

Los 34 países de la OCDE han aprobado reformas en la última década que han reducido los beneficios de las pensiones públicas entre un 20% y un 25%, según cálculos del organismo, del que son miembros, entre otros, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Alemania y España.

Los fondos españoles, de los menos rentables

Los fondos privados de pensiones en España son los segundos menos rentables de la OCDE, según el informe publicado ayer. Entre 2001 y 2010, solo los planes de Estados Unidos dieron menos rendimientos: retrocedieron un 2% frente al 1,5% de España. Entre los 34 miembros del organismo, solo uno más tuvo resultados negativos, Reino Unido.

La crisis ha hecho caer los fondos de pensiones privados. La bajada se explica por el golpe que han sufrido los mercados de deuda y las Bolsas -el Ibex 35 se encuentra entre los que acumulan más pérdidas este año-. Entre 2007 y 2011, los ahorros de los islandeses, los australianos y los españoles fueron los menos rentables entre los 34 países de la OCDE. En ese plazo, los españoles cayeron casi un 4%, frente a algo más del 8% los islandeses.