"El mercado va a reaccionar positivamente"

Primeras reacciones: la AEB, Bankia, Sabadell y BMN ven bien la reforma

La Asociación Española de Banca (AEB), Bankia, Banco Mare Nostrum y Sabadell han sido los primeros en valorar la reforma del sector financiero. En líneas generales, la consideran adecuada.

Llegan las primeras reacciones del sector una vez presentada la reforma. Ya han opinado la Asociación Española de Banca (AEB), Banco Mare Nostrum, Bankia y Sabadell. En términos generales, consideran que la nueva normativa tendrá un impacto positivo para la banca española y que el mercado reaccionará de forma positiva.

Un portavoz de la AEB asegura que "la estrategia de generar entidades fuertes y rentables a través de fusiones reales [...] es acertada, siempre que ello suponga la resolución de las entidades más débiles e inviables en este proceso". Desde la patronal del sector añaden que "los bancos españoles están en disposición de cumplir con los nuevos requerimientos establecidos con el Gobierno, al que, por otra parte, ofrecen su plena y leal colaboración en la consecución de estos objetivos

El presidente del Banco Sabadell, José Oliu, afirma que los requerimientos son "muy exigentes" y "más que suficientes para sanear los balances inmobiliarios del sistema financiero español". "En este sentido las medidas son positivas. [...] El mercado va a reaccionar positivamente una vez se hayan ejecutado", ha agregado. Respecto del Banco Sabadell, Oliu explica que la entidad tiene la intención de encajar todos los requisitos este ejercicio, pese a que su compra de la CAM le permitiría ampliar el plazo hasta dos años.

Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, asegura que cumplirá los nuevos requisitos en materia de provisiones anunciados hoy por el Gobierno dentro de los plazos y condiciones establecidas y sin necesidad de recurrir a fondos públicos. Asimismo, el grupo "valora positivamente las medidas anunciadas en cuanto fortalecen la confianza en la economía y el sector financiero español".

La matriz de Bankia desglosa las palancas con las que cuenta para cumplir con las nuevas exigencia: la deuda subordinada y participaciones preferentes, las provisiones genéricas por importe de 1.100 millones de euros y la posibilidad de vender activos no estratégicos, como carteras de crédito e inmuebles.

Por su parte, Novagalicia considera que las nuevas exigencias de provisiones del 'ladrillo' no alterarán sus planes de capitalización y su proyecto en solitario. La entidad ha anunciado que está haciendo una primera estimación del impacto que tendrán en sus cuentas los nuevos requisitos para las provisiones.