También habrá recortes si el Gobierno no pone en marcha nuevos ajustes contra el déficit

La agencia castigará más a España si no acelera la reforma laboral

Además de rebajar dos escalones la nota de España, S&P advierte de que habrá más recortes si el Gobierno no saca adelante rápidamente una reforma laboral "suficiente", y si no introduce nuevos ajustes para cumplir con los objetivos de déficit.

Standard & Poor's ha rebajado el rating de largo plazo al Reino de España en dos escalones, a 'A' desde 'AA-', y el rating de corto plazo a 'A-1' desde 'A-1+'. La perspectiva en ambos casos es negativa.

La perspectiva negativa significa, según la firma, que hay al menos un tercio de posibilidades de rebajar de nuevo los ratings en 2012 o 2013. Específicamente, eso sucedería "si se retrasan tanto la reforma laboral como reformas en otros ámbitos necesarios para fomentar el crecimiento", o estas son insuficientes, y también si el Gobierno no toma medidas adicionales para cumplir sus objetivos presupuestarios en 2012 y 2013.

La rebaja refleja la opinión de la agencia sobre el impacto de la profundización de los problemas políticos, financieros y monetarios dentro de la Unión Económica y Monetaria Europea (Eurozona), con la que España está fuertemente integrada.

S&P también advierte de los riesgos de financiación externa para el sector privado, que "podrían limitar el crecimiento y obstaculizar los esfuerzos del gobierno para reducir el déficit fiscal".