Desacuerdo de pilotos y empresa a 24 horas del segundo día de huelga

Los sindicatos de tierra y auxiliares de Iberia harán protestas conjuntas

Express, la filial de bajos costes, mantiene abiertos todos los frentes laborales en Iberia. Sepla y la empresa renovaron sus diferencias ante la huelga de los pilotos de mañana. UGT y CC OO almorzaron con la dirección de personal para acercar posturas. Hoy los delegados de los TCP escucharán la oferta de Iberia en un ambiente de pesimismo. Los sindicatos mantienen contactos para articular una protesta de toda la plantilla.

Los sindicatos de tierra y auxiliares de Iberia harán protestas conjuntas
Los sindicatos de tierra y auxiliares de Iberia harán protestas conjuntas

El proyecto de Express, la nueva filial de bajos costes para el corto y medio radio de Iberia, ha vuelto a romper todos los frentes de negociación en la aerolínea a pocas horas de la celebración, el jueves, de la segunda jornada de huelga del Sepla. La aerolínea que preside Antonio Vázquez vuelve a ser un hervidero laboral no solo en el colectivo de 1.400 pilotos, sino también en el de los 16.000 trabajadores de tierra y en el de los 4.000 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) o auxiliares.

La creación de Express está en el núcleo de la disputa entre Iberia y el Sepla, que ya se alarga dos años y que ayer cumplió su enésima reunión de negociación entre las partes con el resultado de siempre. En un movimiento imprevisto, la dirección de Iberia puso encima de la mesa de negociación una propuesta por la cual los pilotos (en referencia principalmente a los segundos comandantes) podrían enrolarse en Express sin perder sus derechos en la matriz.

A cambio pedía la desconvocatoria de la huelga y una modificación de actitud en determinados pilotos a los que acusa, de manera indirecta, de ser los responsables de que durante el último mes Iberia haya cosechado un índice medio de puntualidad del 53%, que es el peor en un año con regularidad desastrosa.

El Sepla rechazó la oferta de manera fulminante alegando que es "ilegal", ya que Express debe encuadrarse en una figura de "sucesión de empresas", pues propone a los pilotos realizar el mismo trabajo con un convenio colectivo distinto. Según el sindicato, la dirección de la compañía quiere "ocultar" la propuesta que Sepla presentó el lunes ante la mesa de negociación para "aumentar la productividad, volar las mismas horas que realizan las compañías de bajo coste en Barajas y reducir el salario a los comandantes que volaran los aviones que se traspasen a la filial".

Tierra

De manera paralela, los sindicatos UGT y CC OO, que en ningún momento han querido sumarse a la protesta de los pilotos, han estado negociado durante el último mes ampliar las garantías de empleo hasta 2015 para una parte de la plantilla de tierra que se siente amenazada por la creación de Express. El lunes saltaron las alarmas en ambos sindicatos al recibir informaciones de la dirección en el sentido de que no habría ningún tipo de prórroga adicional para las garantías solicitadas.

Ayer ambas centrales mantuvieron intensos contactos entre ellas y con los sindicatos de TCP para coordinar acciones conjuntas, si finalmente se confirma la posición de la empresa, que han calificado de "cerrazón total".

A mediodía de ayer altos dirigentes de UGT y CC OO mantuvieron un encuentro con responsables de relaciones humanas de Iberia. El resultado del encuentro no trascendió durante toda la tarde. Algunas fuentes indicaron que tal mutismo podría ser indicio de que las partes habrían acercado sus posturas, aunque al cierre de la edición no hay confirmación alguna.

El pesimismo se apodera de los TCP

Los cinco sindicatos de tripulantes de cabina de pasajeros con representación en el comité de vuelo de Iberia se reunirán hoy a mediodía con la dirección de personal de la compañía para conocer cuáles son los planes tras la creación de la filial Express.

El clima en el que se presenta el encuentro es de "abierto pesimismo" por parte de CTA, Sitcpla, Stavla, UGT y CC OO. Los representantes sindicales lo ven tan oscuro que ya han concertado una cita entre ellos para después de la reunión con el fin de "articular una política conjunta en respuesta a una oferta empresarial en la que no tenemos la menor confianza".

Las centrales citadas rechazaron hace ahora un mes sumarse a la huelga de los pilotos alentados por los mensajes que, según ellos mismos, les mandaba la empresa. Se mantendrían los compromisos para incorporar a la matriz a 175 TCP eventuales mientras que al resto de temporales hasta 250 se les garantizaba un puesto en Express. También se contemplaba la ampliación de las garantías en el puesto de trabajo del total de la plantilla de la matriz más allá del mes de diciembre de 2012, fecha recogida en el convenio colectivo en vigor de los auxiliares. Las pretensiones actuales son que tales garantías se extiendan a 2015.

Fuentes cercanas a la empresa han dicho que "no se justifica el cambio de actitud de los tripulantes de cabina", ya que ahora hay que atenerse a lo que está firmado en los convenios colectivos. "Tenemos todavía un año entero por delante para negociar lo que ocurrirá a partir de enero de 2013. Ahora es necesario respirar lo pactado y no intentar aprovechar que otros colectivos están en conflicto para obtener ventajas adicionales".

Pérdidas

El corto radio perdió 270 millones en 2011

-Confidencial: la dirección de Iberia ha asegurado que su operación de corto y medio radio es "una ruina", pero nunca ha dado la cifra de las pérdidas.

-Reunión interna: un alto directivo en una reunión interna cuantificó en 270 millones los números rojos de los vuelos europeos y españoles, aunque precisó que estas cifras se mitigan "por el negocio de conexión que generan para el largo radio".