"Hay muchos trabajadores públicos que no realizan ninguna labor"

Rosell plantea poder despedir al funcionario sobrante

El Gobierno catalán estudia reducir un tercio la jornada a los interinos como medida de ahorro de gasto.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, exigió ayer que se reduzca el número de empleados en las administraciones públicas y los gastos que se derivan de mantenerlos. "Hay muchos trabajadores públicos que no realizan ninguna labor, para los que hay buscar una solución como recolocarlos o formarlos para que puedan hacer otros trabajos, siendo el despido la última solución, como ocurre en las empresas privadas", señaló durante la presentación de dos informes sobre la eficiencia y el traspaso de competencias en el sector público. "Hay que acostumbrarse a que el sector público se comporte igual que el privado y no demonizar este tema", recalcó.

Rosell señaló que ese exceso de personal es especialmente significativo en el caso de la administración autonómica. "Desde 1978 se han producido numerosos acuerdos de traspaso de competencias desde la administración central a las comunidades autónomas, lo que ha supuesto el traslado de 821.357 trabajadores. En cambio, el personal en las comunidades se eleva 1.744.000 trabajadores, por lo que solo el 47 % de los asalariados en las autonomías se debe al traspaso de competencias", dijo. De este modo habría unos 900.000 empleados creados directamente en las administraciones autonómicas, de los que una parte, que tampoco concretó, se justificaría por el aumento de la población que atender en los territorios.

En esa misma línea, la vicepresidenta catalana, Joana Ortega, anunció a los sindicatos que hoy les presentará una oferta para reducir hasta en una tercera parte la jornada de los trabajadores de la administración que son interinos, con el fin de evitar despidos en el marco de los recortes presupuestarios que el Ejecutivo presidido por Artur Mas prepara para 2012. "El objetivo de la medida es modificar el reparto del trabajo entre los interinos para no tener que prescindir de nadie por razones presupuestarias", resaltó Ortega, quién señaló que prevé tener cerradas las negociaciones antes de que acabe esta semana.