Reestructuración del sistema bancario

La banca italiana no descarta medidas legales contra las exigencias de la ABE

La Asociación Bancaria Italiana (ABI) llevará a cabo todas las medidas posibles, incluidas las legales, para oponerse al resultado del último informe de la Autoridad Bancaria Europea (ABE), que eleva la necesidad de capitalización de los bancos de Italia.

Así lo anunció hoy el presidente de la ABI, Giuseppe Mussari, durante un congreso en Roma, en el que arremetió duramente contra el informe divulgado el pasado jueves por la ABE, que eleva de 14.770 a los 15.366 millones de euros la necesidad de capital de la banca italiana (la tercera mayor tras Grecia y España) para cumplir con las nuevas exigencias de la Unión Europea (UE).

"La ABI recorrerá todos los caminos posibles, incluido el legal, para oponerse al ejercicio" de la Autoridad Bancaria Europea, dijo Mussari, en declaraciones que recogen los medios italianos.

El de la ABE, agregó, "es un ejercicio equivocado en el fondo y en el método, que no tiene en cuenta las especificidades de los bancos italianos, es más, que los ofende profundamente (...) Es una evidente injusticia. Quien escribe las reglas tiene que ejercer el arte del discernimiento y del conocimiento antes de la técnica".

Según el presidente de la Asociación Bancaria Italiana "la tragedia es identificar todo bajo el mismo nombre de 'banca', poniendo reglas idénticas para quien hace un trabajo distinto".

Mussari afirmó que con las nuevas normas "se pone en grave dificultad a los bancos que siempre han adquirido títulos de deuda del Estado" y se preguntó "con qué serenidad" pueden esas entidades seguir comprando bonos "cuando saben que las reglas de ayer ya no valen".

De los cinco bancos italianos que se sometieron con éxito a las pruebas de solvencia llevadas a cabo por la ABE hasta ahora, solo Intesa Sanpaolo, la segunda entidad financiera del país, no tendrá que hacer frente a una capitalización extra para lograr el 9 % de capital de máxima calidad que la UE exige antes de junio de 2012.

El último informe de la ABE eleva las necesidades de dos bancos: Unicredit (la primera entidad del país), que requerirá ahora de 7.900 millones de euros (7.370 millones anteriormente), y Banca Monte dei Paschi di Siena, que necesitará unos 3.260 millones de euros (antes 3.000 millones de euros).

Bajan, por el contrario las exigencias de capitalización para Banco Popolare, que pasa de 2.810 millones de euros a los 2.700 millones de euros, y de Ubi Banca, que antes necesitaba 1.480 millones de euros y ahora 1.390 millones de euros.