Borrador de directiva

El asesor financiero busca nuevas vías de retribución

Las EAFI no podrán cobrar comisiones de la banca en un futuro

Las empresas de asesoramiento financiero independiente (EAFI) en Europa, una figura creada en España a raíz de la directiva Mifid del año 2004, anhelan ser más libres en sus tomas de decisiones y reforzar su independencia frente a los bancos, cajas y aseguradoras, según se desprende del borrador de directiva que circula en el sector.

Esto supondría un fuerte varapalo para el mercado nacional, ya que un 20% de estos profesionales perciben actualmente en España algún tipo de comisión por la venta de productos financieros de las instituciones financieras. Sin embargo, para otros reforzaría su autonomía y les haría más fuertes de cara a los inversores, especialmente los family office.

Para Carlos Orduña, presidente de Economistas Asesores Financieros, "la defensa de un modelo u otro es difícil de sostener, porque en España conviven ambos. Las EAFI que cobran directamente del cliente y las que reciben algún tipo de comisión de la banca, pero la tendencia es que los asesores independientes reciban solo retribuciones de los clientes".

La propuesta de directiva Mifid II establece que el asesor independiente "no aceptará ni recibirá honorarios, comisiones ni otros beneficios monetarios abonados o proporcionados por un tercero o por una persona que actúe por cuenta de un tercero en relación con la prestación del servicio a los clientes".

Además, especifica que los asesores tendrán la obligación de "evaluar un número suficientemente elevado de instrumentos financieros disponibles en el mercado", que deberán ser diversificados en su tipología y propiedad.

En Reino Unido, con una gran tradición en EAFI, este tipo de medida se pondrá en marcha durante el ejercicio 2013, para proteger al inversor. En el resto de Europa existe una gran controversia sobre los beneficios y perjuicios de esta postura. Sin duda, producirá una caída de los ingresos de estos profesionales, por lo que se empiezan a estudiar otras medidas para mantener la actividad, como que estos cobren la comisión de depósito de las acciones.

"Esto puede ser una alternativa, pero siempre bajo la premisa de la transparencia absoluta", explica Orduña. Hasta el momento, los asesores y economistas se han mostrado de acuerdo en la colaboración de estos profesionales y de las entidades. "El asesor carece de producto propio y de medios suficientes para llegar a todos los productos y el banco cuenta con una gama muy rica de instrumentos financieros", añaden en el sector. Actualmente, en España existen 80 EAFI.

El 29% de los inversores están satisfechos con los asesores

El Consejo General de Colegios de Economistas ha elaborado un informe sobre la satisfacción de los inversores respecto a la actividad de los EAFI. En España, únicamente el 29% considera acertado el asesoramiento recibido.

Ante esta situación, los asesores creen necesario aumentar y entender la obligación de actuar en el mejor interés de sus clientes. También abogan por incrementar la transparencia del producto y de sus costes y riesgos implícitos, así como mejorar la formación continua de los asesores y empezar con formación de clientes.

Los asesores creen que el mejor entendimiento de los productos harán que aumente su consumo.