No quiere que aparezca en el borrador de la cumbre

Merkel se opone a que el BCE continúe comprando bonos

La canciller alemana se opone a que en el borrador de la cumbre de mañana aparezca una frase que hace referencia a una continuación de las compras de bonos en el mercado secundario por parte del Banco Central Europeo.

Alemania se opone a la frase en el borrador de la cumbre de la Unión Europea que hace referencia a una continuación de las compras de bonos en el mercado secundario por parte del Banco Central Europeo, según ha declarado esta tarde. "Esa frase no se acordó con nosotros", ha expresado ante periodistas, y agrega que Alemania no quiere una declaración de los políticos que dicte al BCE cómo debe actuar.

Merkel deja abierta la posibilidad de que el BCE emita un comunicado propio. Según el borrador de la UE al que tuvo acceso Reuters, los líderes de la UE pedirán al BCE que "continúan las medidas no convencionales en las actuales circunstancias excepcionales", una frase que las fuentes de la UE indicaron que se referían a la compra de deuda de países como España e Italia.

Carsten Schneider, experto en presupuestos de la oposición socialdemócrata (SPD), dijo el martes que ya existe un borrador para una moción sobre el apalancamiento del EFSF, y que este contempla la expectativa de que el BCE dejara de comprar bonos en el mercado secundario. Esto significa efectivamente que la canciller tendría el apoyo de los socialdemócratas y de los Verdes el miércoles.