El Ibex cae un 0,87% y pierde los 8.900 puntos

Las Bolsas europeas dudan de sus políticos

Caídas generalizadas en los índices europeos, que desconfían de que mañana se logre acuerdo alguno que espante los fantasmas del euro. El Ibex cae un 0,87% y pierde los 8.900 puntos (8.879,60), en un día marcado por la inestabilidad política en Europa: cancelada la reunión del Ecofin; el gobierno Berlusconi se tambalea y Merkel no quiere que el BCE siga comprando deuda, como pide la Unión Europea.

El Ibex trata de resistir pese a la dudas respecto a la cumbre europea de mañana
El Ibex trata de resistir pese a la dudas respecto a la cumbre europea de mañana

Las Bolsas de Europa se tiñen de rojo en el día previo a una jornada, la de mañana, que puede ser decisiva para el futuro de la eurozona o que, por el contrario, puede alargar la agonía de la crisis de deuda. Los mercados de renta variable no confían demasiado en que las autoridades políticas del Viejo Continente espanten los fantasmas y han optado por las ventas en una sesión marcada por la inestabilidad política en Italia primero y por la canciller alemana Ángela Merkel después. El retorno del Ibex a los 8.900 ha sido efímero, ya que cierra con un retroceso del 0,87% descendiendo a los 8.879,60 puntos.

La inestabilidad política no es algo que solo afecte a Italia, y en concreto al gobierno de Silvio Berlusconi. Las autoridades europeas no emiten demasiada confianza a escasas 24 horas de la doble cumbre de mañana, que en principio iba a ser triple. Primero, porque la reunión de los 27 ministros de Economía y Finanzas ha quedado suspendida, algo que ha hecho temer en un primer momento que el resto de reuniones también fueran anuladas. Y segundo por Ángela Merkel, quien se niega a suscribir el borrador de la cumbre de mañana mientras contenga la petición de que el BCE continúe comprando bonos, principalmente españoles e italianos.

La canciller ha provocado un pequeño terremoto en los parqués del continente, que caían súbitamente tras conocerse sus declaraciones. El DAX alemán, que llegaba a ganar un 1,5%, caía repentinamente un 0,6%. El Ibex hacía lo propio, llegando a superar el 1,5% negativo. El 'shock" inicial se ha suavizado durante la recta final de la sesión, lo que no ha evitado que las Bolsas del Viejo Continente cierren en números rojos, constatando un clima total de desconfianza hacia quienes mañana deberían dar alguna solución a los problemas que amenazan a la unidad monetaria europea.

IBEX 35 6.411,80 -0,97%
DAX XETRA 11.598,07 0,32%
CAC 40 4.569,67 -0,03%

El selectivo español cae, por tanto, un 0,87%, marcado por el mal comportamiento de, OHL, que un 3,41% pese a que hoy se conocía la adjudicación de un contrato por valor de 933 millones de euros para la conexión entre los lados asiático y europeo de Estambul a través de ferrocarril. Es el contrato de mayor volumen económico adjudicado al grupo, pero los inversores han optado por las ventas. Otros damnificados han sido Arcelor (-2,22%), Endesa (-2,20%) y BBVA, que cae un 1,41%. Santander ha sufrido un menor retroceso, del 0,90%. En el lado positivo se sitúan Abengoa (+1,66%) y Abertis (+1,26).

Frankfurt cierra con un retroceso del 0,14%, después de transcurrir en positivo durante toda la sesión hasta conocerse las declaraciones de Merkel. París cede un 1,43%, mientras que las caídas en Milán y Amsterdam son del orden del 1%. Tampoco les ha ayudado la negativa apertura de Wall Street, marcada en parte por las dudas procedentes de Europa, pero principalmente por los resultados empresariales conocidos hoy.

En el mercado de deuda, el Tesoro español ha logrado colocar el máximo previsto en letras a tres y seis meses en la subasta de esta mañana, a costa de subir los interesesa niveles de hace tres años. De hecho, el interés del bono español a tres meses es mayor que el bono alemán a diez años. En letras a tres, ha vendido 1.380 millones a un tipo del 2,292%, mientras que en la última subasta de este tipo el interés fue del 1,692%. En letras a seis, éste ha sido del 3,302% frente al 2,665% anterior, colocando 2.090 millones.

La prima de riesgo española sube a los 346 puntos básicos, cuatro más que en el cierre de auer, mientras que el bono a diez años escala al 5,53%. Por su parte, Italia continúa al borde de los 390 puntos, y su bono a diez años roza el 5,96%.

Por su parte, el euro pierde valor con el dólar respetto al cierre de ayer, aunque continúa en los 1,39 dólares.