Madrid y Barcelona, entre ellas

Fitch degrada a siete comunidades y ciudades españolas

La agencia de calificación Fitch ha anunciado hoy su decisión de rebajar la calificación de siete comunidades autónomas (entre ellas Madrid), ciudades (entre ellas Barcelona) y provincias, a resultas de la rebaja de calificación del Reino de España del pasado viernes.

La agencia de calificación de riesgos sigue rebajando la calificación de emisores soberanos españoles. El viernes pasado degradó al Estado español. Hoy ha sido el turno de una serie de comunidades, provincias y ciudades. Asturias, Cantabria, la Comunidad de Madrid, la ciudad y la provincia de Barcelona, Vigo y La Coruña han pasado de AA a AA-. La ciudad de Madrid y Pamplona no sufrieron cambios en sus calificaciones (ambas en AA-), pero han pasado a estar en perspectiva negativa. Las tres provincias vascas, así como la comunidad autónoma y el Consorcio de Transportes de Vizcaya han visto reafirmadas sus calificaciones.

"Estas rebajas siguen a la registrada por el Reino de España de AA+ a AA-" el pasado viernes, explicó la agencia en una nota. Fitch explicó esta rebaja por un aspecto externo y otro interno: por una parte, la intensificación de la crisis soberana de la zona euro "ha impactado negativamente la estabilidad financiera y las previsiones de crecimiento de toda la región", afectando especialmente a España por su alto nivel de endeudamiento externo neto y la fragilidad de su recuperación económica.