Repunte del fraude motivado por la crisis