_
_
_
_
Ha encandilado a grandes fortunas

Bañuelos, el encantador de millonarios

El empresario triunfa en Brasil en el negocio agroindustrial

Chapó por Enrique Bañuelos. El empresario valenciano (Sagunto, 1966), que se convirtió en multimillonario vendiendo las expectativas en Bolsa de una empresa que, básicamente, se dedicaba poco más que a la recalificación de terrenos en Valencia, Astroc, ha tomado el control de Brasil Ecodiesel, compañía que se presenta como el mayor grupo agroindustrial del país.

Si en España Bañuelos logró convencer a millonarios como Amancio Ortega o la familia Nozaleda para embarcarse con él en Astroc (después denominada Afirma y más tarde Quabit, su denominación actual), en Brasil ha encandilado a otras grandes fortunas de allá que ahora confían en sus proyectos.

Cuentan que Amancio Ortega, tras conocer a Bañuelos, dijo de él que era el próximo Bill Gates. Y cuentan que ahora el fundador de Inditex no puede ni verle, una vez que el hombre más rico de España perdiera su inversión en Astroc.

En Quabit se refieren a Bañuelos como "el innombrable": en la inmobiliaria, hoy controlada por Félix Abánades, con un valor por acción de 0,1 euros y graves problemas para sobrevivir, temen que un día vuelva a aparecer y que ejecute opciones sobre préstamos cruzados que mantiene de su época como presidente de Astroc con el grupo Rayet, de Abánades.

Tampoco pueden con Bañuelos los bancos españoles que financiaron la salida a Bolsa de Astroc y que vieron cómo el empresario valenciano salía de la compañía cuando esta se hundía en Bolsa y él aparecía ya en las listas Forbes de los más ricos del mundo "Es terrible salir en Forbes", declaró hace unos años a este diario el fundador de Astroc. Si los bancos esperaban que aportara parte de su fortuna para reflotar la inmobiliaria -a la vista está que no habría servido de mucho- se equivocaban. "Ah! Por que estou tao sozinho? Ah! Por que tudo é tao triste?", que cantan ahora, como João Gilberto en La chica de Ipanema, Abánades, Nozaleda, Ortega (no tanto) y entidades financieras.

Del negocio inmobiliario español Bañuelos salió justo antes de que se desplomara y penetró en el brasileño tomando posición en tres empresas, Abyara Planejamento Imobiliario, Agra Empreendimientos y Kablin Segall, entre 2008 y 2009. Las fusionó y logró integrarlas en la inmobiliaria cotizada PDG Realty, una de las mayores del país.

Una estrategia similar está siguiendo ahora en el sector agroindustrial. En mayo de 2010 Bañuelos adquirió el grupo Maeda, productor agrícola de una familia de origen japonés presente en Brasil desde principios del siglo pasado. Como hizo en el terreno inmobiliario, integró Maeda en un grupo mayor, Brasil Ecodiesel, logrando el 20% del capital. Y una vez en Brasil Ecodiesel ha fomentado la fusión con el grupo Vanguarda, controlado por la familia Pivetta y en la que también participa Bañuelos, para crear el líder agroindustrial del país.

Para aplacar las reticencias del consejo de Brasil Ecodiesel a la operación Bañuelos convenció a otra fortuna, el dueño en Brasil de las tiendas Leroy Merlin, Helio Seibel, de que comprara acciones y apoyara la fusión, culminada esta semana. El grupo se disparó ayer en Bolsa.

Londres, São Paulo, Madrid... ¿también Pekín?

En la página de internet de Veremonte, la sociedad a través de la que invierte Enrique Bañuelos, aparecen los horarios de São Paulo, Madrid, Londres y Pekín. En São Paulo Bañuelos tiene su centro de operaciones para Brasil, que controla también desde sus oficinas en Londres. En Madrid dispone de oficinas en el paseo de la Castellana desde la que, aseguran sus responsables, se pretende localizar compañías españolas que puedan trasladar su negocio a Brasil.En la misma página, en el apartado de Veremonte en el mundo, aparece señalado China, pero todavía no tiene contenido. Tampoco Veremonte tiene todavía oficina en el país asiático, pero es previsible que una vez superadas las trabas burocráticas para instalarse en el país la sociedad de Bañuelos disponga de una sede en Pekín.China es el principal cliente de Brasil, y Londres es el puente por el que pasan buen número de transacciones entre ambos países. Con el apetito insaciable que China ha mostrado por las materias primas es razonable pensar que Bañuelos tratará de expandir el negocio de Brasil Ecodiesel por el gigante asiático.

Brasil ecodiesel

Líder agroindustrial del país-Negocio: la fusión de Brasil Ecodiesel y Vanguarda genera un negocio conjunto de 1.100 millones de reales brasileños, 473 millones de euros.-Activos: el grupo cuenta con 330.000 hectáreas cultivadas de algodón, soja y maíz.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_