Cinco claves que los inversores deben tener presentes

¿Qué va a pasar con Bankia el día de su debut?

El sector financiero español se enfrenta mañana a la gran prueba. La lupa está puesta en el debut de Bankia, después de que haya rebajado el precio de forma contundente para poder salir a cotizar.

Mañana a las 12.00 horas comenzará a cotizar después de media hora de subasta. Los inversores han pagado 3,75 euros por acción, frente al rango orientativo de entre 4,41 y 5,05 euros fijado en un principio. De entrada, el banco presidido por Rodrigo Rato obtendrá 3.090 millones de euros a través de la OPS.

La situación era extremadamente difícil, con los mercados agitados ante la falta de determinación europea frente al problema griego y con la prima de riesgo disparada hasta el entorno de los 350 puntos básicos, récord desde 1996. La colocación ha sido de un tamaño respetable, solo superada en los últimos tiempos por la de Iberdrola Renovables. El mero hecho de haberla sacado adelante puede considerarse un éxito. ¿Pero qué ocurrirá con la acción en su primer día? ¿Caerá o subirá? Cinco claves explican qué se puede esperar.

1 Precio

El precio final convierte a Bankia en la entidad financiera española más barata respecto a su valor en libros. El descuento asciende al 60%, frente al 24% de Caixabank, al 38% de Sabadell, al 45% de Popular, al 31% de Bankinter, al 20% de Santander y al 16% de BBVA. Los expertos consultados afirman convencidos que el precio de referencia es atractivo de cara al medio plazo.

Pero el descuento no determinará la evolución de la acción en su primer día. Es más, en la mayoría de las ocasiones en que se ha fijado el precio por debajo de la horquilla orientativa, la primera sesión ha terminado con caídas. Por ejemplo, Recoletos (-3,4% al cierre), GAM ( -7,9%) o Enel Green Power, que concluyó plana, aunque llegó a desplomarse más de un 18% por un problema técnico.

2 Demanda

El fuerte descuento respecto a la valoración orientativa no ha sido un regalo. Ha sido imprescindible para llevar a buen puerto la operación, ante el análisis del libro de órdenes. Solo a ese precio podía cubrirse la oferta. En el tramo minorista (1.854 millones de euros), la demanda se ha situado en 1,04 veces la oferta; es decir, el prorrateo será mínimo y los particulares recibirán casi el 100% del importe que solicitaron. En el institucional (1.236 millones), ha alcanzado 1,1 veces. A un precio superior no se hubiera cubierto la oferta. La fórmula es de cajón: a más demanda, más posibilidades de subir, y viceversa.

La pequeña buena noticia es que en el tramo institucional existe un pequeño excedente de demanda (unos 123 millones), de forma que Bankia podrá elegir, aunque sea mínimamente, a los inversores institucionales. Se decantará por los más estables, con el objetivo de evitar un torrente de papel durante el primer día de cotización.

3 Apoyo español

El Gobierno ha solicitado el apoyo español para evitar el fracaso de la OPS, crucial para la reestructuración del sector financiero, como ha publicado Cincodías. "Una parte de la demanda ha sido invitada por las altas instancias pero su compromiso de permanencia puede ser muy limitado", explica un analista.

Ni siquiera la demanda de los pequeños inversores ha sido para tirar cohetes. Barclays redujo su compromiso de colocación en este tramo y hubo miedo por parte de Bankia de que otras entidades también se echaran atrás, con llamadas incluidas a los respectivos responsables. La demanda extranjera ha sido muy floja, estos inversores han preferido esperar a que la entidad ya esté cotizando para decidir si entran o no.

4 Estabilización

Suele creerse que el primer día de cotización el riesgo de caídas es bajo. Una de las labores de los bancos coordinadores es tratar de estabilizar la cotización, absorbiendo el flujo extraordinario de órdenes de venta (flow back) que suele producirse con posterioridad a una oferta pública. El objetivo, en última instancia, es apoyar la acción.

Es cierto que es relativamente raro encontrar debuts con fuertes caídas al cierre, pero ni mucho menos es imposible. Además de los mencionados de Recoletos o GAM, en la historia reciente se recuerdan los casos de Iberdrola Renovables (-2,8%), Renta 4 (-5%), BME (-4%), Parquesol (-5,4%) o Cintra (-4,7%).

5 Situación de mercado

En todas las salidas a Bolsa, el contexto de mercado es crucial, pero en esta lo es aún más. Si se produce una sesión de rebote generalizado de las Bolsas, baja la prima de riesgo y la banca tira de los índices, no es descartable que los inversores que han optado por quedarse fuera se decidan a entrar y provoquen una subida significativa del valor. Este es, sin embargo, un escenario muy optimista, según los analistas consultados. "Si cae levemente o cierra plana ya sería un triunfo", sentencia un gestor de fondos español.