Merkel asegura que los Gobiernos no se dejarán coartar

La banca retocará el plan griego para esquivar el aviso de S&P

La banca internacional tiene previsto reunirse hoy en París para revisar el plan de refinanciación de la deuda de Atenas tras la advertencia lanzada por Standard & Poor's sobre una posible degradación del rating de los bonos griegos a la calificación de "impago selectivo".

Angela Merkel
Angela Merkel

La patronal mundial del sector bancario, agrupada en el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF), retomará hoy los contactos iniciados en junio para determinar la participación voluntaria de los acreedores privados de Grecia en el segundo rescate de ese país. Fuentes del IIF citadas por la agencia Reuters aseguraron ayer que el encuentro pretende evitar un descarrilamiento de la nueva intervención de la zona euro en Grecia, cuyas grandes líneas analizarán los ministros de Economía de la Unión Monetaria el próximo 11 de julio.

La zona euro se ha comprometido a mantener la financiación de Grecia al menos hasta 2015. Pero exige que los inversores privados en bonos griegos se comprometan a mantener su exposición para reducir la cuantía del nuevo rescate.

El IIF, al que pertenecen los grandes bancos europeos, ya ha aceptado colaborar en la nueva intervención de la zona euro mediante una prolongación de la madurez de los bonos griegos o un compromiso de reinversión de parte de la deuda que se redima en los próximos meses. Y los bancos franceses, que son los principales tenedores de bonos griegos, han ofrecido reinvertir el 70% de su capital en nuevos títulos a 30 años o el 90% en títulos a cinco años. Pero la agencia de rating Standard & Poor's advirtió el lunes que el esbozo del plan diseñado por los bancos podría calificarse como "impago selectivo" y condenar a los bonos griegos al último escalón de su baremo (D).

Alemania responde

El veredicto provisional de S&P obliga a los bancos a retocar su oferta, aunque la clase política intenta desmarcarse de la agencia. La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió ayer que "ni los Gobiernos ni los organismos internacionales nos vamos a dejar privar de nuestra capacidad de decidir" y aseguró que la única opinión que le importa es "la de la Comisión Europea, el FMI y el BCE". Alemania fue la impulsora del plan para involucrar a al banca.

Moody's degrada a bono basura la deuda lusa

Los problemas no solo se ciernen sobre Grecia. La agencia Moody's rebajó ayer en cuatro escalones el rating de la deuda de Portugal, desde Baa1 hasta Ba2 con perspectiva negativa, lo que sitúa la calificación lusa en bono basura, debido al creciente riesgo de que la economía portuguesa necesite un segundo rescate, según informó en un comunicado. La agencia cree que el país necesitará una segunda ronda de financiación oficial antes de que pueda volver a los mercados con unos intereses sostenibles en la segunda mitad de 2013 y advierte de que existe una mayor probabilidad de que se exija como condición para la misma la participación de los acreedores privados. También constata que los políticos europeos están cada vez más preocupados por el canje de la deuda griega en manos privadas.