Intentará contar con el apoyo del FMI

Irlanda impondrá quitas a la deuda senior del nacionalizado Anglo Irish Bank

Irlanda vuelve a la carga en su intento para que los acreedores privados asuman parte de la factura que supone la reforma de su sistema financiero. Primero fue Bank of Irelanda, y ahora es Anglo Irish Bank.

Dublín no está dispuesto a pagar a los inversores de un sistema financiero quebrado y del que ellos están teniendo que pagar la factura. Por eso, están decididos a imponer quitas en la deuda de sus entidades. El primer afectado fue la deuda subordinada del Bank of Ireland y ahora le ha llegado la hora al también nacionalizado Anglo Irish Bank. Así, el ministro de finanzas irlandés, Michael Noonan, ha declarado que los tenedores de bonos senior deberán de asumir una minoración en el principal de sus inversiones de 70.000 millones de euros, según el proyecto de ley que pretende presentar en el parlamento.

El problema que se plantea es la negativa del Banco Central Europeo (BCE) a cualquier tipo de iniciativa que obligue al sector privado a asumir las pérdidas, una postura inflexible que tan arduamente está defendiendo el presidente del organismo a la hora de negociar una reestructuración helena. La institución que dirige el francés Jean Claude Trichet alega que abre la puerta a este tipo de iniciativas podría provocar un efecto contagio, una teoría que Noona ha rechazado que pueda darse en este caso.

"Usted no puede poner su dinero en depósito en Anglo Irish Bank, no se puede obtener un préstamo de Anglo Irish Bank. En lo que a mí respecta ya no es un banco y por tanto no puede haber efecto contagio ", ha declarado el político a la emisora estatal RTE. Con el objetivo de presionar al BCE y conseguir un cambio en su postura, el dirigente irlandés se reunió ayer con altos funcionarios del FMI para recabar su apoyo en su campaña porque "el contribuyente no asuma lo que se ha convertido en una inversión especulativa". Cabe destacar, que la entidad financiera

Esta campaña causa cierta intranquilidad en los analistas que consideran que el nerviosismo imperante en los mercados debido al caos griego podría agravarse con este tipo de medidas. "Cualquier cambio en la política en lo que respecta a los bonos bancarios pueden ser interpretadas por el mercado como una señal de un cambio más fundamental de la política general, como puede ser en lo que respecta a sus bonos soberanos",han declarado desde Glas Securities.