Guerra del tabaco

Altadis se defiende de Philip Morris con una nueva bajada de precios

La filial española del grupo británico Imperial Tobacco ha tardado solo 72 horas en plantar cara a Philip Morris y hacer un nuevo y agresivo movimiento en la guerra de precios que vive el sector.

El comunicado remitido ayer por Altadis subraya que lleva a cabo el recorte de tarifas con el fin de proteger la competitividad de sus marcas ante "el agresivo movimiento de precios realizado por uno de sus principales competidores".

La tabaquera ha situado el precio de sus marcas más relevantes de cigarrillos rubios, Fortuna y Nobel, en 3,5 euros la cajetilla, desde los actuales 3,7 euros, mientras que Ducados Rubio pasa de 3,5 euros a 3,4 euros. Con esta decisión, la compañía, que esgrime que así "defiende su liderazgo en el mercado español de cigarrillos", sitúa sus marcas en los mismos diferenciales de precio existentes en abril.

La tabaquera controlada por Imperial Tobacco considera que se ha producido "una actuación agresiva en el mercado, viéndose obligada a responder", y recuerda que con fecha 10 de mayo anunció un incremento de 10 céntimos de euro en el precio de todas sus marcas, "aumento que fue contestado en sentido contrario por uno de sus principales competidores y que se convirtió en el verdadero detonante de la presente situación".

Esta decisión se produce en medio de la guerra de precios en la que ha entrado la industria tabaquera, después de que a finales de la pasada semana Philip Morris recortara entre 20 y 30 céntimos el precio de sus marcas.

El director de asuntos corporativos y jurídicos de Altadis, Jaime Gil-Robles, que ha manifestado su sorpresa por la segunda bajada de precios realizada "por uno de sus competidores en el plazo de dos semanas, lamentó "profundamente" la situación generada y confía en que "todos los afectados tendrán claro cuál ha sido el origen de la misma, que podría producir una caída significativa en la recaudación de los ingresos del Estado y también afectar a los estancos".

En este sentido, ha mostrado su preocupación "especialmente en que se generalice el malestar ocasionado entre los estanqueros por el comportamiento de algún fabricante y se pretenda hacer responsable de esta situación no deseada al resto de empresas que operamos en el sector". Así, Altadis, que subraya que "seguirá teniendo un comportamiento responsable y trabajará estrechamente con todos sus interlocutores en la industria del tabaco para contribuir a resolver esta situación", afirma que la solución a esta situación no sería, "en ningún caso, aumentar todavía más esa presión fiscal".

La cifra

20 céntimos recortará a partir de hoy Altadis los precios de sus marcas estrella de cigarrillos rubios Fortuna y Nobel.