TRIBUNA

La pesadilla de la financiación bancaria

Las empresas españolas tienen más restricciones en el acceso al crédito bancario que las de otros países europeos y menos perspectivas de que la situación mejore a corto plazo, con una situación mucho peor para las pymes que para las grandes empresas. Estos son dos de los resultados de la encuesta que realiza semestralmente el Banco Central Europeo (BCE) sobre el acceso de las empresas europeas a la financiación, y que ha publicado hace escasos días. Es una información muy rica y detallada que permite ofrecer una comparativa por países, así como entre las pymes y las grandes empresas.

Para el total de las pymes de la zona del euro, los resultados muestran que entre septiembre de 2010 y febrero de 2011 se ha producido una cierta mejoría en el acceso a la financiación bancaria, si bien sigue siendo mayor el número de empresas que responden que las condiciones se han deteriorado. Además, los datos indican un aumento en la tasa de éxito a la hora de obtener un préstamo. Pero esta visión agregada de las condiciones financieras de las empresas europeas enmascara importantes diferencias entre países, destacando España entre los países con mayores restricciones en el acceso a la financiación bancaria. Algunos de los principales resultados de la encuesta referidos al caso español son:

1) La dificultad en el acceso a la financiación bancaria es el segundo problema que declaran las empresas españolas como elemento de presión sobre sus resultados. En concreto, el 24% de las empresas entrevistadas declara tener problemas en el acceso a la financiación, frente a un 14% de media en las empresas de la zona del euro. Esta situación es más grave para las pymes que presentan un porcentaje del 25% (16% en la euro área), siendo mejor en las grandes empresas (19% en España versus 10% en la zona del euro).

2) Un resultado preocupante en el caso español es el elevado porcentaje de empresas que ven rechazada su petición de financiación bancaria. Así, la tasa de rechazo en España es del 12% para el total de empresas, alcanzando el 16% en las pymes y el 5% en las grandes empresas. Frente a estos porcentajes, en la eurozona, la tasa de rechazo es del 7% para el total de empresas, y del 11% y 2% para las pymes y grandes empresas, respectivamente. Junto a esto, hay que destacar que el 8% de las pymes españolas ni siquiera se plantea pedir un préstamo por miedo a que su petición sea rechazada.

3) El 53% de las empresas españolas han obtenido toda la financiación solicitada, porcentaje que se sitúa 20 puntos porcentuales (pp) por debajo de la media europea.

4) Frente a la mejora que se ha producido en la zona del euro en el acceso de sus empresas al préstamo bancario, en España las empresas declaran un empeoramiento en esas condiciones, siendo 13 pp superior el porcentaje de las que declaran un deterioro en comparación con las que declaran una mejora. Frente a esa diferencia, en la zona del euro la diferencia es de 4 pp. Y en las pymes, las diferencias son del 20 pp en España y de 9 pp en área del euro. En cambio, en las grandes empresas, es mayor el porcentaje de las que declaran una mejora en las condiciones de financiación, siendo la diferencia de 1 pp en España y de 6 pp en la euro zona. Otro elemento preocupante en el caso de las pymes españolas es que en relación al anterior semestre, ha aumentado el porcentaje de empresas que declaran un deterioro en la disponibilidad de financiación bancaria.

5) El análisis de las condiciones de la financiación revela que las pymes españolas son las que declaran una mayor subida tanto de los tipos de interés como del resto de los componentes del coste de la financiación (como comisiones). En concreto, el 78% de las pymes españolas declara una subida en el tipo de interés (54% en la zona del euro). Y en la exigencia de garantías, son también las pymes españolas las que declaran un mayor aumento en las exigencias (58% en España, frente a un 34% en el área del euro).

6) Finalmente, otra pregunta de la encuesta del Banco Central Europeo de interés para el análisis de las condiciones de la financiación bancaria es la expectativa que tienen las empresas sobre la evolución futura de la financiación. Y aquí nuevamente son las pymes españolas las que ven más negro el futuro ya que, además de que su expectativa se ha deteriorado en relación al semestre anterior, la diferencia entre el porcentaje de empresas que declaran una mejoría (10%) y las que anticipan un deterioro (24%) es de -14 pp, frente a una diferencia de -3 pp en la eurozona.

En resumen, la visión que se desprende de los últimos resultados de la encuesta del BCE sobre las condiciones del acceso a la financiación bancaria es que las pymes españolas son las que están sufriendo en mayor medida las restricciones en el acceso al crédito bancario, tanto en cantidad como en las condiciones de la financiación. Además, las expectativas que declaran las empresas españolas para los próximos seis meses no son nada halagüeñas ya que, además de que han empeorado en relación al semestre anterior, nos sitúan en el primer lugar del ranking de la zona del euro en el porcentaje de empresas que anticipan un deterioro en los próximos seis meses en el acceso a la financiación bancaria. Mientras no se complete con éxito el actual proceso de reestructuración del sector bancario, me temo que no mejorará el acceso al crédito bancario.

Joaquín Maudos. Catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE