Dice que debería aprobarse

Rehn advierte a Finlandia de las consecuencias del 'no' al rescate portugués

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, el finlandés Olli Rehn, advirtió hoy de las consecuencias de un 'no' de su país al rescate financiero de Portugal, y aseguró que el nuevo Parlamento de Helsinki debería aprobarlo "por el bien de Finlandia".

El país nórdico está inmerso en el proceso de formación de un nuevo Gobierno de coalición tras las elecciones del pasado domingo, en las que el partido euroescéptico Verdaderos Finlandeses se convirtió en la tercera fuerza nacional, lo que podría abrirle las puertas del próximo Ejecutivo.

"La democracia y el resultado electoral deben ser respetados, ya que son valores europeos fundamentales. Pero al mismo tiempo el eurogrupo debe ser capaz de tomar decisiones con el fin de evitar la insolvencia del Estado portugués", declaró Rehn al diario Helsingin Sanomat.

"El nuevo Gobierno y el nuevo Parlamento deben decidir si Finlandia participa en la línea europea común para evitar la quiebra de Portugal o si optan por quedarse fuera, con todas sus consecuencias", advirtió.

El comisario europeo afirmó que la negativa de Finlandia bloquearía el rescate portugués y colocaría al país luso al borde de la insolvencia, ya que no ve factible que los otros 16 miembros de la eurozona aprueben un paquete de ayudas alternativo.

"El rescate de Portugal necesita del actual mecanismo, que permite acudir de inmediato a los mercados, pero éste requiere unanimidad", señaló.

Rehn recordó que Finlandia debería tener una postura oficial clara antes del 16 de mayo, fecha en la que se celebrará la próxima reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro para acordar los términos del rescate luso.

El conservador Jyrki Katainen, titular de Economía en funciones y presumiblemente el próximo primer ministro finlandés, tiene previsto asistir a esa reunión.

Sin embargo, las negociaciones para formar Gobierno entre los conservadores y el resto de fuerzas políticas, y especialmente los Verdaderos Finlandeses, se prevén tan complejas que parece improbable un acuerdo antes de finales de mayo.

El partido ultranacionalista del eurodiputado Timo Soini mantiene su rechazo frontal a que Finlandia financie nuevos rescates, incluido el de Portugal, y los socialdemócratas, segunda fuerza nacional, también se oponen mientras no se involucre además a bancos e inversores.

La primera ministra en funciones, Mari Kiviniemi, se ha negado a llevar este asunto al Parlamento para su tramitación urgente porque, en su opinión, se trata de un tema tan importante que debería corresponder al nuevo Gobierno.