No tiene prisa por refinanciar el crédito por el 20% en la petrolera

Sacyr votará por la continuidad de Brufau al frente de Repsol

El consejo de Repsol, convocado para el miércoles, lleva en el orden del día la renovación de dos altos cargos, el del presidente Antonio Brufau y el del vicepresidente Luis del Rivero. El segundo tiene clara la permanencia por su condición de dominical de Sacyr, primera accionista de la petrolera con el 20% del capital. Y la continuidad de Brufau también parece resuelta. Desde el grupo de construcción votarán a favor de renovarle la confianza.

La próxima junta de accionistas de Repsol debería saldarse con la apuesta por Antonio Brufau como presidente. Pero por si hubiera alguna duda al respecto, el primer ejecutivo de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, ha declarado en Ciudad de Panamá -donde se encuentra de viaje de negocios- que él y los otros dos dominicales de la constructora le darán su respaldo. Una decisión cargada de simbolismo a la vista de pasados enfrentamientos entre ambos por la política de dividendos y a pesar de que Sacyr, con el 20% del capital, no tiene mayoría en el órgano de decisión.

Junto a Luis del Rivero, por Sacyr forman parte del consejo de la petrolera José Manuel Loureda y Juan Abelló, todos ellos accionistas de peso en el grupo de construcción. Hasta los 16 miembros del órgano de decisión de Repsol faltarían el secretario, el presidente, el consejero de Pemex, dos representantes de La Caixa y siete dominicales.

Antonio Brufau (Mollerusa, Lérida, 1948) fue nombrado consejero de Repsol en julio de 1996, posteriormente fue ratificado por la junta general de accionistas de 6 de junio de 1997 y reelegido por la junta general de accionistas el 24 de marzo de 1999, el 4 de abril de 2003 y el 9 de mayo de 2007. Previamente, en 1988, ingresó en La Caixa como director general adjunto. Entre 1999 y 2004 ocupó el cargo de director general del grupo La Caixa, y de 1997 y 2004 fue presidente del grupo Gas Natural.

SACYR 2,65 -0,30%

Consejo

El primer espaldarazo de los tres dominicales de Sacyr debe producirse mañana jueves, cuando está prevista la celebración de un consejo de administración de Repsol, previo a la presentación de resultados, en el que se tratará el futuro tanto de Antonio Brufau como primer ejecutivo como la de Del Rivero como vicepresidente primero de la compañía.

"Repsol es la mejor empresa de España, con 1.000 millones de deuda y un Ebitda de 11.000 millones. No creo que sea necesario cambio alguno", afirmó el presidente de Sacyr, cuya participación del 20% en Repsol le da el papel de primer partícipe.

La presencia de Sacyr en el capital de la petrolera española se remonta al año 2006, cuando el grupo constructor tomó la citada participación a través de más de 1.000 millones en fondos propios y con la firma de un crédito por 5.175 millones de euros (tiene un saldo vivo de 4.989 millones).

Ese préstamo vence a finales de este ejercicio, pero Del Rivero asegura no tener prisa por refinanciarlo: "Cuanto antes negociemos con los bancos antes comenzaremos a pagar más intereses", afirmó con total apariencia de tranquilidad ante un grupo de medios de comunicación. "A precios de mercado pasaríamos de un diferencial de 120 puntos básicos, por el que tenemos un gasto financiero de 240 millones al año, a 200 puntos básicos. Eso, en pesetas, nos costaría unos 50 millones más al día".

La opción que contempla Sacyr, donde se espera ver la cotización de Repsol por encima de 30 euros, es ejecutar la opción de prórroga por un año. En un principio, las condiciones de este crédito quedarían inalterables a la espera de ser refinanciado a lo largo de 2012. Según Del Rivero, las propias acciones de Repsol son garantía suficiente como para no encontrar problema con la banca en futuros contactos.