Su socio repatria a parte de su plantilla

Repsol tiene un 3,8% de su producción en Libia

La revolución ha llegado a Libia. El régimen dictatorial de Muamar el Gadafi empieza a tambalearse y con él los intereses petrolíferos que muchas compañías poseen en esta estado norteafricano. Unos intereses que para la española Repsol son del 3,8%.

Libia bombea hasta 1,6 millones de barriles diarios. Una producción que puede estar en peligro si la revolución que empieza a extenderse por el país se encona. Y desde luego declaraciones como las realizadas ayer por el hijo del presidente, en televisión y en horario de máxima audiencia, no ayudan en exceso. "Corremos el riesgo de caer en una guerra civil", declaró de forma desafiante. Unas declaraciones que los mercados han vuelto a castigar con un calentamiento en la cotización del barril de Brent . Consecuencias que en España pueden afectar especialmente a la compañía de hidrocarburos Repsol.

Según fuentes de la compañía, la exposición de la petrolera en Libia es del 3,8%. El riesgo del valor de las materias primas, junto con el de las divisas y los tipos de interés, es uno de los tres que peligros que Repsol reconoce como propios por su actividad en el mercado. Asimismo, la exposición de Repsol en Argelia es del 1,8%.

Su socio repatria a parte de su plantilla

REPSOL 12,55 -1,84%

De momento, la crisis política empieza a surtir sus primeros efectos en la compañía española. La también petrolera austriaca OMV, y socia de Repsol en en la exploración y explotación de algunos proyectos en la zona, ha anunciado hoy que repatriará a once de sus trabajadores de Libia, según ha informado Efe. A pesar de esto, la empresa ha declarado que sus campos petrolíferos seguirán funcionando con normalidad, pese a la situación de caos y desgobierno que existe en parte del país árabe.

"Dada la situación actual hemos decidido reducir su personal a lo estrictamente necesario. Once trabajadores desplazados y sus familias, en total 17 familiares, serán evacuados", ha confirmado la portavoz de la compañía, Michaela Huber.

OMV está presente en Libia desde 1985 y trabaja en la exploración y explotación de 12 pozos petrolíferos que le reportan el 9% de su producción de crudo, unos 34.000 barriles diarios. Los campos que gestiona están situados en zonas desérticas muy poco pobladas, por lo que los disturbios no han afectado al normal funcionamiento de los complejos de extracción, según ha declarado Huber.

Las acciones de Repsol caen más de un 2%

Respecto al comportamiento de la cotización de Repsol , hay que destacar que el valor ha cedido un 2,58%. Un hecho que desde Renta 4 no se atribuye a los movimientos en Libia. "Hay otros valores que también están cayendo y no tienen intereses en la región. De momento no es achacable. Creemos que es más por culpa de la recogida de beneficios", ha declarado Natalia Aguirre. Desde Caja Madrid consideran que quizás los movimientos geopolíticos puedan estar presionando levemente la acción pero no consideran que de momento sea relevante.

De momento ninguno de los analistas consultados consideran que haya que modificar las perspectivas del valor que siguen siendo positivas. "Han repartido un 24% más de dividendo, reducido su exposición en Argentina,.... En definitiva están haciendo las cosas bien y de momento no hay razones para considerar que vaya a haber un cambio de tendencia", considera Aguirre. Aunque como declara José Luís Martínez Campuzano de Citi, "este tipo de riesgos es imponderable y por tanto habrá que estar vigilantes a los que pueda pasar en la región". Pues eso tranquilidad, pero con cautela.