Suspende la obligación de aportar teléfono y dirección

Facebook recula, de momento

Al igual que se dio a conocer, se ha anunciado su suspensión. A través del blog de los desarrolladores informáticos de la firma, Facebook ha anunciado la suspensión temporal de la nueva politica de privacidad de la compañía según la cual se permitiría a las aplicaciones de terceros acceder y recopilar las direcciones físicas y números de teléfono de los usuarios.

El presidente y co fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, en la presentación de su correo electrónico
El presidente y co fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, en la presentación de su correo electrónico

Como suele ser normal cuando la compañía de Mark Zuckenberg hace algún cambio en relación a la privacidad, la mayoría de los usuarios no se enteran. Normalmente suelen estar ocultos en cláusulas que debes de aceptar para por ejemplo conocer cuál es tu profesión ideal. Un mero trámite que la mayoría despacha con un mero click. El problema es que luego pueden llegar las consecuencias y en algunos casos las quejas. Unas quejas que en este caso parecen estar justificadas.

Si se hubiese seguido hacia delante con la idea, cualquier tercero que hubiese diseñado una aplicación podría haber conseguido el contacto personal de cientos o miles de usuarios. Todo depende del éxito de su idea. Un hecho que para desgracia de la famosa red social no ha pasado desapercibido. Clientes y asociaciones de consumidores se han hecho eco de esta modificación y han exigido una rectificación. Las acusaciones de oscurantismo no se han hecho esperar.

Ante las cada vez más numerosas voces que exigían a Facebook una forma más clara de explicar estos cambios, la compañía no ha tenido más remedio que recular. Douglas Purdy, director de relaciones con los desarrolladores, ha publicado esta mañana en su blog de la compañía que esta de acuerdo con el argumento que dice que esta nueva característica del servicio "debería estar mejor implementada" y que han decidido desactivar esta función. Aunque, eso sí, esperan "reestablecer el acceso a lo largo de las próximas semanas".

Polémicas anteriores respecto a la privacidad

Purdy entró a trabajar a Facebook en noviembre con la intención de mejorar la relación de la compañía con la comunidad. Un objetivo que todavía parece no haber cumplido ante las continuas quejas sobre la falta de claridad existente en las páginas en las que los usuarios dan acceso a sus datos.

Esta no es la primera polémica que rodea a Facebook. Ya en octubre del año pasado, la compañía estadounidense admitió fallos en su sistema, tras hacer público The Wall Street Journal que varias de sus aplicaciones habían estado transmitiendo a otras empresas un número único que identifica a cada usuario de la web.

En mayo de 2010, Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, ya había reconocido que la compañía había cometido "un montón de errores" en este sentido. No aprendió la lección, tres meses después un pirata informático consiguió acceder a los datos de sus seguidores. Un hecho por el que la compañía se exculpó asegurando que era algo que ya estaba en los perfiles públicos. Para la red la responsabilidad era de aquellas personas que no tuviesen cerrado su perfil.