Se reúne con Silvio Berlusconi

Merkel se compromete a dar los pasos necesarios para lograr un euro estable

La canciller de Alemania, Angela Merkel, se comprometió hoy en Berlín, tras un encuentro con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, a dar todos los pasos necesarios para lograr un euro estable.

En las primeras consultas entre los dos gobiernos celebradas en dos años, con presencia de Berlusconi y cinco de sus ministros, Merkel señaló que "Alemania hará todo lo que sea, si es necesario; todos los pasos serán discutidos".

Berlusconi, que fue recibido con honores militares en la Cancillería, coincidió con Merkel en apostar en la crisis del euro por "una lectura optimista" de la situación "para tranquilizar a los ciudadanos de la Unión Europea (UE) y a los inversores". "A veces las preguntas psicológicas tienen un importante efecto", señaló Merkel, quien con Berlusconi recomendó esperar antes de hacer comentarios a ver la evolución de Portugal y de su deuda pública.

Bruselas ha negado en los últimos días que Lisboa esté negociando un rescate europeo. Hoy en Berlín la canciller Merkel mostró su satisfacción por la noticia de que Portugal superó con éxito la emisión de 1.249 millones de euros en deuda soberana, con un interés del 6,71% a diez años, menor que en la anterior operación de este tipo, y con una demanda tres veces mayor a la oferta.

EUR x USD 1,1718 -0,153%

El Estado luso emitió 650 millones en deuda a cuatro años, a un interés del 5,39%, y otros 599 millones con vencimiento en 2020 cuyo interés quedó por debajo de la barrera crítica del 7%, que había rebasado en los últimos días en los mercados financieros.

Berlusconi insistió en "no aportar pesimismo, sino una perspectiva optimista que ayude al consumo y a la economía". Al respecto, Merkel abogó por una mejor coordinación política en la UE , exigió una "mejora de la cultura de estabilidad" y recomendó a los socios europeos "hacer los deberes paso a paso". "No hay razón para incurrir en el nerviosismo por el problema en la eurozona", subrayó Merkel.

Ambos dirigentes explicaron hoy que en las primeras consultas consultas celebradas entre los Gobierno de Alemania e Italia desde las llevadas a cabo en Trieste, en 2008, se trataron entre otros temas las relaciones con China, la política de inmigración y la necesidad de una política energética común en los países de la UE.