Sopesa comprar deuda antes de activar las ayudas

La UE baraja ampliar y flexibilizar el fondo de rescate europeo

La UE retomó ayer el debate sobre la ampliación y flexibilización del fondo de rescate de la zona euro (dotado con 750.000 millones de euros) en medio de las dudas sobre la capacidad de Portugal para autofinanciarse y el riesgo de que la crisis de la deuda soberana se extienda a España, Bélgica e Italia.

La UE baraja ampliar y flexibilizar el fondo de rescate europeo
La UE baraja ampliar y flexibilizar el fondo de rescate europeo

La jornada de ayer ofreció una tregua en los mercados de la deuda pública de la zona euro, con una clara relajación de la prima de riesgo en los bonos de Portugal, España e Italia y con Grecia colocando casi 2.000 millones de euros a menos del 5% (la mitad del interés de su deuda en el mercado secundario).

Aun así, la Unión Europea no bajó la guardia y ayer continuaron las negociaciones sobre la posible ampliación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, creado hace ocho meses y que Irlanda estrenó a regañadientes el pasado mes de diciembre.

Sobre la mesa, según las fuentes consultadas, figuran tanto la posibilidad de ampliar el Fondo como la de flexibilizar su utilización, para permitir que no solo emita deuda para socorrer a un país, sino que también pueda comprar directamente obligaciones de los países en dificultades antes de que se vean obligados a pedir el rescate.

Bruselas ha retomado los contactos ante el ataque del mercado a Portugal y España

Algunos analistas, como los de Barclays Capital, también pidieron ayer que la reforma incluya una rebaja de dos o tres puntos en los tipos de interés que el Fondo carga a los países que recurren a él.

El debate sobre la gestión del Fondo ha reabierto esta semana con motivo de la reunión del Comité Económico y Financiero (expertos nacionales) para preparar el Eurogrupo (consejo de ministros de Economía y finanzas de la zona euro) del próximo lunes. Fuentes comunitarias descartan, sin embargo, que el asunto pueda zanjarse en esa cita del Eurogrupo y aventuran que el debate se prolongará al menos durante varas semanas.

Ya antes de la tregua navideña se estudió la posibilidad de doblar los recursos del Fondo (500.000 millones de euros entre la zona euro y la Comisión Europea, más 250.000 millones del Fondo Monetario Internacional). La iniciativa se topó con el freno alemán.

El tema se aplazó para este año. Pero su reaparición quizá contribuya a alterar de nuevo los mercados, porque la UE parece reconocer que la actual dotación del Fondo puede resultar insuficiente para afrontar los próximos contagios de la crisis de la deuda soberana.

Las nuevas negociaciones coinciden, además, con el vendaval que azota la deuda pública en la Península Ibérica, lo que puede alentar las especulaciones sobre la necesidad de preparar el Fondo para un posible rescate de España. Portugal, que emitirá hoy entre 750 y 1.250 millones, comprobará si esa sospecha ha ganado peso o no.

Japón apuesta por los bonos de la zona euro

Japón declaró ayer su intención de adquirir alrededor del 20% de los bonos que el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) emitirá para financiar los 17.700 millones de su contribución al rescate de Irlanda. "Creo que es adecuado que Japón adquiera una cierta cantidad de bonos para impulsar la confianza en el EFSF y hacer una contribución como país importante", señaló en Tokio el ministro japonés de Finanzas, Yoshihiko Noda, en declaraciones recogidas por Efe. El EFSF tiene previsto realizar este semestre dos emisiones (de entre 3.000 y 5.000 millones de euros) y en todo el año emitirá hasta 16.500 millones.

La apuesta japonesa por unos bonos con un rating de triple A se suma a las recientes muestras de confianza expresadas por China en la moneda única.

Los inversores asiáticos también coparon el 5 de enero el 21,5% de los 5.000 millones de euros emitidos por la Comisión Europea como parte de su aportación de 22.500 millones de euros al programa irlandés. Esa emisión se cubrió en menos de una hora con una demanda que triplicó a la oferta. "Se trata de una señal de confianza en el euro y la confirmación de la UE como un emisor de primer orden", aseguró ese día la Comisión.

El interés obtenido por el organismo comunitario, que también dispone de un rating de AAA, fue del 2,59%. Bruselas aplicará a Irlanda un recargo del 2,92%, por lo que Dublín abonará el 5,51%.

Eurobonos

La emisión conjunta de deuda pública por los socios del euro también vuelve a estar sobre la mesa. Aunque la solución de los eurobonos se considera inviable a corto plazo, Bruselas estudia fórmulas intermedias que permitan compartir parte del riesgo sin llegar a una emisión única.

Claves del mercado soberano

SUBASTA GRIEGA Los inversores dieron ayer un voto de confianza a Grecia, que logró colocar 1.950 millones de euros en letras a seis meses, frente a los 1.500 millones que tenía previsto emitir. El tipo de interés de los títulos, eso sí, subió levemente, al 4,90%, desde el 4,82% de la última colocación.

LETRAS ITALIANAS También en Roma se llevó a cabo una subasta de títulos soberanos, que se saldó con la colocación de 7.000 millones de euros en letras a seis meses. El tipo de interés, del 2,067%, es el más alto que se paga desde 2008.

AIRE PARA EL EURO La ausencia de mayores problemas en las subastas de deuda pública de Grecia e Italia supuso un pequeño empujón para el euro. æpermil;ste, que ha comenzado 2011 perdiendo la cota de los 1,3 dólares, se aferraba ayer a los 1,296, en signo positivo.

TOUR DEL TESORO El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, y la directora general del Tesoro, Soledad Núñez, comenzarán una gira internacional en febrero, en la que tratarán de convencer a los inversores de todo el mundo de la solvencia de la deuda española.

LA HORA DE LISBOA En la grada del mercado de deuda, los ojos estarán hoy pendientes de la subasta de bonos a cinco y 10 años que celebra Portugal, y en la que espera obtener entre 750 y 1.250 millones de euros. Mañana, será el turno de España.