Movimientos en la banda terrorista

Gobierno y oposición imponen la cautela ante el alto el fuego "permanente" de ETA

Las altas expectativas creadas ante un pronunciamiento de ETA a favor del cese definitivo de la violencia quedaron ayer defraudadas. Los terroristas se limitaron a comprometerse con un alto el fuego "permanente y de carácter general", verificable internacionalmente, un anuncio que hizo reaccionar al Gobierno y a las fuerzas políticas con la debida cautela. "El comunicado no sirve; la banda tiene que dar pasos mucho más contundentes y definitivos", recalcó el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Gobierno y oposición imponen la cautela ante el alto el fuego "permanente" de ETA
Gobierno y oposición imponen la cautela ante el alto el fuego "permanente" de ETA

El optimismo que reinaba en algunos estamentos oficiales ante la posibilidad de que ETA anunciara el fin definitivo de la violencia y la entrega de las armas se ha desvanecido, al menos de momento. El comunicado distribuido ayer por la organización terrorista a través del diario Gara refleja que ETA ha decidido declarar "un alto el fuego permanente y de carácter general, que puede ser verificado por la comunidad internacional". "Este es el compromiso firme de ETA con un proceso de solución definitivo y con el final de la confrontación armada", se le en el texto del comunicado.

El compromiso de la organización terrorista está sujeto a varias condiciones. En primer lugar, advierte ETA, "el proceso democrático debe superar todo tipo de negación y vulneración de derechos y debe resolver las claves de territorialidad y el derecho de autodeterminación", concebidos por la banda terrorista como "el núcleo del conflicto político".

En segundo lugar, la banda delega en los "agentes políticos y sociales vascos" el logro de acuerdos "para consensuar la formulación del reconocimiento de Euskal Herria y su derecho a decidir, asegurando la posibilidad de desarrollo de todos los proyectos políticos, incluida la independencia". Como resultado del proceso, añade ETA, "la ciudadanía vasca debe tener la palabra y la decisión sobre su futuro, sin ningún tipo de injerencia ni limitación". "Todas las partes", agrega el comunicado, "deben comprometerse a respetar los acuerdos alcanzados y las decisiones adoptadas por la ciudadanía vasca, estableciendo las garantías y mecanismos necesarios para su implementación".

PP: "El comunicado es solo una pausa, ETA no renuncia a su actividad ni tampoco pide perdón a las víctimas"

Los terroristas finalizan afirmando que "es tiempo de actuar con responsabilidad histórica" y haciendo un llamamiento "a las autoridades de España y Francia para que abandonen para siempre las medidas represivas y la negación de Euskal Herria". "ETA no cejará en su esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático, hasta alcanzar una verdadera situación democrática en Euskal Herria", concluye el texto distribuido.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que esperaba la difusión del comunicado de ETA para el pasado fin de semana, tuvo conocimiento del mismo cuando se encontraba reunido con la ejecutiva federal del PSOE. El presidente abandonó la reunión y se desplazó a La Moncloa para analizar el anuncio de ETA con el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba y con sus asesores. Desde Moncloa se contactó con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para informarle del comunicado de la banda. Tras un análisis detallado del anuncio etarra, el Gobierno impuso la cautela. Esta fue también la primera reacción que tuvo Zapatero ante la ejecutiva socialista nada más conocer el anuncio. "ETA nos ha engañado más de una vez y lo lógico es esperar a que lo que se dice en el comunicado se vea refrendado por los hechos", dijeron fuentes socialistas. Posteriormente, en una entrevista a Antena 3, Zapatero recalcó que el comunicado "no sirve, no se bajará la guardia", asegurando que "la banda tiene que dar pasos mucho más contundentes y definitivos".

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, señaló que el comunicado de ETA es solo una "pausa, porque dice lo mismo de siempre, ya que no renuncia a su actividad y tampoco se arrepiente de nada y no pide perdón a las víctimas por nada". El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, era mucho más explícito en la televisión pública vasca. "ETA no va a dar la noticia del abandono de la violencia, sino que pondrá un precio a su finalización, pero eso no lo vamos a pagar". El portavoz de CiU Josep Antoni Duran Lleida, señaló que el comunicado de ETA "es el paso adelante más importante que ha dado" la organización terrorista, pero lo considera aún "insuficiente" porque hay que comprobar si conduce definitivamente al fin de la violencia. "Hay que ser prudentes pero no insensibles a lo que está anunciando ETA", subrayó.

Otras reacciones

Cámaras. Fin al chantaje a los empresarios. Desde las Cámaras de Comercio expresaron "su contenida esperanza" de que la banda terrorista abandone las armas, deje de matar y de ejercer su chantaje sobre los empresarios. "El único voto de confianza que pueden recibir es al definitivo abandono de las armas", dicen en una nota.

CC. Confirmación, solo con hechos. El líder de Coalición Canaria, Paulino Rivero, calificó el alto el fuego como un paso importante, "pero insuficiente si no conlleva la entrega de las armas y la desaparición definitiva de la banda terrorista". Rivero pidió confirmación de lo prometido en el comunicado con hechos.

UPyD. Retroceso y mensaje "cruel". La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, tildó de "descarnado, burlesco y cruel" el mensaje de ETA. El comunicado, en su opinión, no solo no es un avance, sino un "retroceso", sobre todo para aquellos que esperaban "algo" de la banda terrorista.

IU. Más presión para Batasuna. El coordinador de IU, Cayo Lara, recordó ayer que Batasuna está dando pruebas suficientes de denuncia y condena de la violencia. "Ahora lo que hace falta es que presione suficientemente a ETA para que abandone definitivamente las armas y se integre en la lucha política", dijo.

ERC. Una oportunidad histórica. El líder de ERC en el Congreso, Joan Ridao, calificó ayer el anuncio de ETA como "una oportunidad histórica" para el fin de la violencia en el País Vasco. Por ese motivo pidió generosidad y altura de miras a PSOE y PP para no hacer partidismo con la decisión de la banda terrorista.

Bruselas. Apoyo al Ejecutivo. La Comisión Europea asumió ayer con prudencia el anuncio y simplemente se limitó a alabar los esfuerzos del Ejecutivo para acabar con el terrorismo. "Apoyamos los esfuerzos del Gobierno español en esta cuestión", dijo ayer la portavoz comunitaria, Pia Ahrenkilde.

Cronología desde el atentado de la T-4

El 30 de diciembre de 2006 la banda terrorista ETA rompe la que hasta ahora era su última tregua con una atentado en el aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Barajas (foto). Causa dos fallecidos. ETA vuelve a atentar el 1 de diciembre de 2007. Los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno son asesinados a tiros en Capbreton, Francia.

Cuatro nuevos atentados en 2008: en marzo mata a el ex concejal de PSE, Isaías Carrasco en el portal de su casa en Mondragón; en mayo un coche bomba acaba con la vida del guardia civil Juan Manuel Piñuel; en septiembre asesina al brigada del Ejército de Tierra Luis Conde de la Cruz; en diciembre, mata a tiros al empresario Ignacio Uría, dueño de una de las constructoras de la 'Y' vasca.

Durante el 2008 la banda ve desarticulada su cúpula político-militar hasta en tres ocasiones: La policía francesa, en colaboración con la española, detiene en mayo a al supuesto jefe político, Francisco Javier López Peña, Thierry, en noviembre al jefe militar, Mikel Garikoitz Aspiazu, Txeroki, y 21 días después, en diciembre, a Aitzol Iriondo, sucesor de Txeroki.

El Tribunal Constitucional ratifica en febrero de 2009 la nulidad de las candidaturas de D3M y de Askatasuna al Parlamento Vasco, e impide a la izquierda aberzale concurrir a las elecciones autonómicas.

Una nueva desarticulación de la cúpula de ETA se produce en abril del 2009 con la detención de Jurdan Martitegui Lizaseo en Perpiñán, Francia. En marzo de 2010 una veintena de personalidades, entre ellas cuatro premios Nobel de la Paz, piden a ETA, a través de la Declaración de Bruselas, un alto el fuego permanente y supervisado internacionalmente.

Batasuna, Aralar, EA, Alternatiba y Abertzaleen Batasuna (País Vasco francés) firman la Declaración de Guernica en septiembre de 2010 y reclaman también a ETA "un alto el fuego permanente, unilateral y verificable".