Para evitar un "impacto catastrófico" sobre la economía

EE UU debe elevar el límite de endeudamiento, según un asesor de Obama

Austan Goolsbee, jefe de los asesores económicos del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abogó hoy por que el Congreso eleve el límite de endeudamiento del Gobierno, ya que, de lo contrario, "el impacto sobre la economía será catastrófico".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama

"Si llegamos al punto en que dañamos la plena confianza y el crédito de Estados Unidos, estaríamos en la primera moratoria de la historia causada por pura insensatez", dijo Goolsbee en el programa 'This Week' de la cadena ABC de televisión.

El endeudamiento de Estados Unidos tiene un límite establecido por el Congreso de 14,3 billones de dólares y se espera que, en su lucha contra la recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, el Gobierno alcance este límite el primer trimestre.

La respuesta de los republicanos a Goolsbee no se hizo esperar, y desde diversas cadenas de televisión representantes de este partido emplazaron al Gobierno a dejar de gastar el dinero que no tiene.

Los republicanos ganaron la mayoría de la Cámara de Representantes en las elecciones de noviembre pasado, y la toma de posiciones públicas en la televisión es un aperitivo de las batallas entre el presidente Obama y el Congreso después que comience el período legislativo el próximo miércoles.

El senador electo de Utah, Mike Leey, afirmó en el programa 'News Sunday' de la cadena Fox de televisión, que él esta dispuesto a decir a los estadounidenses que "tendrán que arreglárselas sin algunos programas gubernamentales" para controlar el gasto fiscal. "Los estadounidenses ya están haciéndolo en sus hogares", dijo el senador republicano.

Goolsbee opinó que el presidente Obama logrará acuerdos con los republicanos acerca de programas y leyes que beneficien a la economía como los incentivos para la inversión y los cortes de impuestos para los trabajadores y las empresas pequeñas.

El asesor recalcó, sin embargo, que no deberían recortarse los gastos del Gobierno que son necesarios para el crecimiento económico. "La razón por la cual el déficit es tan grande este año es porque estamos saliendo de la peor recesión desde 1929", dijo.

El senador republicano Lindsey Graham, de Carolina del Sur, dio muestras de una mayor disposición al compromiso con Obama que sus correligionarios más militantes, muchos de los cuales entran este año al Congreso impulsados por el Tea Party.

"El no subir el límite de la deuda sería muy malo para la posición de Estados Unidos en el mundo", dijo Graham en el programa 'Meet the Press' de la cadena NBC<(i> de televisión. Graham añadió, no obstante, que no votará por esa medida "hasta que tengamos un plan claro sobre el manejo de la deuda".