Análisis

Un largo camino por recorrer

El Informe Pisa 2009 (Programme for International Student Assessment), que analiza la compresión lectora, conocimientos de matemáticas y científicos de los alumnos de 15 años de 65 países del mundo, desvela importantes conclusiones que deberían tomarse en cuenta para corregir errores en educación. En primer lugar, que de los 27.000 alumnos se presentaron a la prueba en España el año pasado de 910 centros distintos, sólo un 3% llegaron a los rendimientos más altos en comprensión lectora frente al 8% del promedio de la OCDE.

Estamos hablando, además, de textos que no presentaban gran dificultad y como muestra sirva este ejemplo. Un documento donde se explica cómo cepillarse los dientes, al que el alumno debe responder de qué trata con las siguientes opciones: a) De la mejor manera de cepillarse los dietes; b) Del mejor tipo de cepillo de dientes a utilizar; c) De la importancia de una buena dentadura o d) De la manera en que distintas personas se cepillan los dientes.

Pero esto no es todo. Lo que es más alarmante es que en el nivel 1, donde existe un riesgo de no poder afrontar con suficiente garantía de éxito los retos formativos y laborales posteriores a la educación obligatoria, Madrid, Castilla y León y Cataluña tienen un 13% de su alumnado. Este porcentaje de alumnos menos cualificados crece en comunidades como Navarra, País Vasco y La Rioja, donde se sitúa entre el 14% y el 17%. Y llega al 18% en Cantabria, Asturias y Galicia.

En matemáticas, por el contrario, la situación ha mejorado, aunque sólo tres puntos del último Informe Pisa 2006, donde se alcanzaron los 480 puntos. En 2009 el promedio español en este tipo de conocimientos se sitúa 483 puntos, un nivel similar al que tienen Reino Unido, Estados Unidos, Portugal e Italia, pero a la vez muy alejado de Shangái-China que alcanza los 600 puntos.

En excelencia matemática, España sólo tiene al 8% de su alumnado frente al 13% de la OCDE, aunque también hay que advertir que existen comunidades autónomas donde incluso se supera este promedio, como es el caso de Castilla León (15%), Aragón (14%) y La Rioja (15%).

En competencia científica, destaca también Shangái-China (575 puntos) y Finlandia (554 puntos), frente a los 488 puntos que ha obtenido España, en línea con lo conseguido en 2006. En los niveles más altos, sólo existe un 4% de los estudiantes españoles frente al 8% del promedio de la OCDE.

Otro dato significativo ha sido que el 36% de los alumnos que se examinaron del Informe Pisa 2009 estaban matriculados en 2º y 3º de ESO, por lo que habían repetido uno o dos cursos. Pero lo más llamativo, es que a pesar de haber vuelto a cursar los mismos estudios, no presentaban ningún avance.