Música

Esperpéntico o genial, el show Gaga llega a España

Lady Gaga, que actúa en Barcelona y Madrid dentro de su gira mundial, es una autodidacta que controla cada detalle de su carrera.

Las discográficas confían su futuro al negocio digital
Las discográficas confían su futuro al negocio digital

Una primera reacción al ver a Lady Gaga vestida solo con unos filetes, o con una pamela de un metro en la cabeza, es la de descartarla como el enésimo fenómeno prefabricado de la historia del pop. Sin embargo, cuando se profundiza en la vida de Stefani Joanne Angelina Germanotta se encuentran muchos puntos de interés. Y no cabe duda de que su figura lo despierta en gran medida en España, donde sus dos próximos conciertos previstos -el 7 en Barcelona y el 12 en Madrid- agotaron las entradas hace meses.

Aunque para profundizar en la vida de este joven mito de 24 años hay que sortear una primera dificultad: ella misma reconoce que miente sobre su vida personal para que el entorno "se centre en mi mensaje, mi música y mi imagen". Porque no se trata solo de canciones, según su propia web: "Importa la actuación, la actitud, el aspecto; todo eso me preocupa como artista, y en todo eso pretendo brillar".

Se sabe que es de buena familia católica italiana, que aprendió a tocar el piano con cuatro años y que fue una muchacha sobrada de peso de la que se reían en el instituto; comenzó a componer y algunas de sus canciones fueron interpretadas por Britney Spears o Pussycat Dolls antes de teñirse y crear el personaje que la ha hecho célebre, hace apenas dos años. Ha publicado un solo disco, The Fame, y otro de versiones, The Fame Monster. En febrero aparecerá su nuevo trabajo, Born This Way. Ha compuesto todas las canciones que interpreta. También son suyos la mayoría de sus estrafalarios atuendos: ha creado una empresa para controlar su imagen, Haus of Gaga.

Ha compuesto todas sus canciones y también son suyos la mayoría de sus estrafalarios atuendos

La actual gira es la segunda de su carrera, y se estima que le supondrá unos ingresos de 200 millones de dólares. En la primera, pasó por Madrid y actuó en un pequeño local ante solo 400 personas; como quedaron unas cuantas fuera, pidió hacer un segundo pase. Detalles de proximidad que le han permitido tener 200 millones de seguidores en Facebook.