Indicador ZEW

La confianza inversora alemana baja en septiembre al mínimo desde abril de 2009

La confianza a medio plazo del inversor en Alemania se derrumbó en septiembre hasta su valor mínimo desde abril de 2009, anticipando la pronosticada ralentización de la primera economía europea en el último cuatrimestre de este año.

El Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) informó hoy en un comunicado de que su índice de confianza inversora en Alemania cayó 18,3 puntos este mes, hasta los -4,3 enteros, lejos de los 14,0 puntos obtenidos en agosto y de los 21,2 de julio.

"En sus expectativas, los expertos financieros enfatizan ahora más los riesgos que antes", explicó el presidente del ZEW, Wolfgang Franz.

Los principales factores que lastran la confianza del inversor son la ralentización del crecimiento en Estados Unidos y el enquistamiento de los problemas financieros dentro la Unión Europea, según este instituto. "No obstante, el riesgo de una nueva recaída sigue siendo bajo para Alemania", añadió.

El centro de estudios, situado en Mannheim (suroeste de Alemania), apuntó que tras el "fuerte crecimiento del segundo trimestre", en julio la producción industrial en julio "se estancó" y los pedidos industriales cayeron en comparación al mes anterior.

El ZEW insinúa que la pérdida de pulso de la primera economía europea, uno de los mayores exportadores del mundo, podría deberse al fin de los planes estatales de estímulo en muchos países industrializados cuando aún no se ha recuperado la iniciativa privada.

La Comisión Europea y varios centros de estudios han pronosticado en las últimas semanas que la economía alemana crecerá un 3,4% este año, gracias principalmente al repunte del primer semestre.