Informe de la CE

El 11% de los parados españoles que recibieron ayudas de la UE en 2008 encontró trabajo

Sólo el 10,7% de los desempleados españoles que recibieron ayudas de la UE para su reinserción laboral en 2008 han encontrado un nuevo trabajo, según un informe presentado hoy por la Comisión Europea (CE).

El documento, que analiza el uso de los Fondos Europeos de Adaptación a la Globalización (FEAG), revela que únicamente 170 de los 1.589 trabajadores que se vieron afectados por el cierre de la factoría de Delphi en Puerto Real (Cádiz) y se beneficiaron de dichas ayudas han conseguido otro empleo.

En julio de 2008, la Comisión Europea (CE) decidió conceder a España una ayuda de 10,5 millones con cargo al FEAG, una cantidad algo inferior a la solicitada por España, que había pedido una partida de 15 millones de euros del fondo para hacer frente al cierre de la planta de componentes de automoción a mediados de 2007.

æpermil;sta fue la única ayuda del FEAG concedida a España en 2008, mientras que en 2009 se otorgaron dos, destinadas a 1.100 trabajadores despedidos en el sector textil de Cataluña (3,3 millones de euros), y a unos 590 parados del sector del automóvil en Aragón y Castilla y León (2,7 millones).

El informe presentado hoy achaca el "débil porcentaje" de efectividad del FEAGA para la reinserción laboral de los despedidos de Delphi a la "coyuntura de rápido deterioro del mercado laboral en Andalucía".

El documento señala que en febrero de 2009, cuando la Comisión recibió los datos sobre el uso de los fondos en España, el empleo había caído un 6,6% en dicha Comunidad con respecto al año anterior.

Las autoridades españolas continuaron ofreciendo programas de formación financiados por las arcas nacionales a los despedidos de Delphi hasta el 31 de julio del mismo año, señala el texto.

A pesar del "contexto económico desfavorable", unos 600 trabajadores de los 1.419 que seguían desempleado a dicha fecha "tenía buenas opciones de reintegrarse en el mercado laboral", añade la CE.

En el conjunto de la UE, el 40,1% de los trabajadores despedidos que recibieron ayudas del FEAG en 2007 y 2008 han logrado un nuevo empleo.

En dicho período, se concedieron nueve ayudas a seis estados miembros (cuatro a Italia y una a España, Malta, Portugal, Finlandia y Lituania), de las que se beneficiaron un total de 9.268 desempleados, según el informe.

El FEAG fue puesto en marcha por la CE a comienzos de 2007 para paliar el impacto económico producido en la UE por deslocalizaciones o reestructuraciones, como fue el caso de la fábrica de Delphi en Cádiz, cuya producción fue trasladada por la multinacional a la planta que tiene en Tánger (Marruecos).

Las ayudas provenientes de este fondo se dedican a la orientación profesional, la asistencia para la búsqueda intensiva de empleo, el asesoramiento para crear una empresa, los cursos y talleres de formación y "reciclaje" profesional y los incentivos para la reubicación laboral.