Instalará en Reino Unido la mayor turbina

Iberdrola gana el mayor proyecto mundial de energía de las mareas

La filial escocesa de Iberdrola Renovables construirá un parque de 95 megavatios de energía de las mareas en Escocia (Reino Unido), el mayor del mundo de este tipo. Además, instalará en él la mayor turbina productora de electricidad gracias a la adjudicación a uno de sus socios, Hammerfest Strom, del desarrollo del aparato.

Iberdrola gana el mayor proyecto mundial de energía de las mareas
Iberdrola gana el mayor proyecto mundial de energía de las mareas

Scottish Power Renovables (SPR), filial escocesa de Iberdrola Renovables, instalará la turbina de energía de las mareas más potente del mundo gracias a la adjudicación de este desarrollo a su socio Hammerfest Strom. De este modo, Iberdrola avanza en su objetivo de "liderar el desarrollo de nuevas tecnologías renovables en Reino Unido", tal y como afirma el director de SPR, Keith Anderson.

La empresa española tiene en sus planes colocar esta máquina en dos grandes instalaciones de energía de las mareas junto a Hammerfest Strom. Instalará hasta 10 turbinas en un emplazamiento de Sound of Islay, en la costa oeste de Escocia. Anderson señala que este parque se convertirá "en el primer campo de aprovechamiento de las corrientes marinas de este tipo en el mundo". Por otro lado, también junto a su socio, SPR construirá un parque de 95 MW en Ness of Duncansbay, en el estrecho de Pentland, también con estas turbinas.

Hammerfest Strom, participada en un 17% por el fondo de inversión de Iberdrola llamado Perseo, desarrollará esta turbina, que es "fruto del exitoso primer proyecto piloto llevado a cabo en Kvalsund, al norte de Noruega". Esta iniciativa contaba con una turbina prototipo de 300 kilovatios (kW) denominado HS300. El plan de I+D ha durado tres años y se trata "de la primera experiencia de estas características en el mundo", señalaron fuentes de la empresa.

De la construcción final de la turbina, que contará con 1 megavatio (MW) de potencia por unidad, se encargará la escocesa Burntisland Fabrication. Cada máquina costará cuatro millones de libras (4,8 millones de euros). Según Hammerfest, el objetivo es que esté lista a partir de 2011. En la fase de pruebas, el HS100, como se denominará la máquina, se instalará en el European Marine Energy Center (EMEC), centro de prueba de convertidores de olas y corrientes en las islas Orcadas, en Escocia.

Tal y como explicaron desde Iberdrola Renovables, las máquinas diseñadas por su socio noruego para aprovechar las corrientes marinas emplean un sistema "similar al de un generador eólico convencional, con palas que varían su ángulo con el objetivo de aprovechar las diferentes velocidades y direcciones". La empresa señala además que "el hecho de poder instalarse a profundidades de entre 30 y 100 metros no afecta a la navegación y las convierte en aparatos muy versátiles".

Iberdrola ya tiene experiencia en este tipo de proyectos. Actualmente, impulsa sus iniciativas en dos tipos de energías. Por un lado, captación de la energía de las olas y, por otro, de la energía de las corrientes. En lo relativo a la energía de las olas, Iberdrola Renovables instaló durante 2008 una boya prototipo de 40 kW en Santoña (Cantabria), pionera en Europa. El presupuesto de la primera fase, que incluye la infraestructura eléctrica marina, asciende a unos tres millones de euros. El objetivo final es instalar otras nueve boyas hasta alcanzar 1,35 MW de potencia total, una vez conocido el comportamiento de la primera boya experimental. Esta instalación se suma a la que promueve SPR frente a las escocesas islas de Orkeney.

Asimismo, Iberdrola y Tecnalia Corporación Tecnológica están desarrollando, en el marco del Proyecto Oceantec, un prototipo para producir energía de las olas en la costa de Guipúzcoa, en la localidad de Pasajes. Esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 4,5 millones de euros, persigue poner en marcha un "dispositivo de captación de energía de las olas de alto rendimiento y coste competitivo", dijeron.

Una fuerte presencia en las islas

Iberdrola se ha beneficiado de la compra de Scottish Power en abril de 2007 por 17.100 millones de euros para reforzar su cartera de renovables y su presencia en el Reino Unido, país que está llevando a cabo un plan de desarrollo de energías limpias en el mar de los más ambiciosos del mundo.

A principios de año, la filial de renovables de Iberdrola se adjudicó, junto a Vattenfall, el segundo paquete más grande de derechos de desarrollo y construcción de parques eólicos marinos en Reino Unido. La instalación se denominará East Anglia Array y tendrá una potencia instalada total de 7.200 megavatios (MW). Fuentes del sector valoraron la inversión necesaria en esta planta en más de 20.000 millones de euros. Prevén que se pueda empezar a construir en 2015.

Además, tiene proyectos en desarrollo en eólica marina en otras zonas, como Alemania, que suman otros 4.800 MW adicionales. Ha solicitado una reserva de zona para estudios previos a la petición de autorización de seis proyectos de este tipo en España, que sumarían otros 1.500 MW.

La matriz del grupo, además, estudia la promoción en Reino Unido, junto a GDF Suez y Scottish & Southern, de una central nuclear de 3.600 MW en Sellafield, cuya construcción podría comenzar en el año 2015, "siempre y cuando el marco regulatorio fuera el adecuado", afirmaron desde la empresa.